Las maravillas de Hierve el Agua

¡Comparte en tus redes!

Es un impresionante lugar en el estado de Oaxaca que tiene cascadas petrificadas desde hace miles de años, debido al escurrimiento de agua carbonatada. El agua desciende desde los manantiales por agrestes cantiles de 50 metros de altura. Gracias al agua que cae se creó un balneario natural, con agua templada.

Las maravillas de Hierve el Agua hicieron que los antiguos zapotecos consideraran este lugar como un sitio sagrado. Hace 2, 500 años se construyó aquí un complejo sistema de riego que ha sido objeto de estudio por parte de científicos y especialistas de distintas ramas.

El agua es agradable, tiene unos 23 grados centígrados, hay baños, vestidores, palapas y lugares para comprar deliciosa comida. Si deseas quedarte más tiempo hay cabañas equipadas con todo lo necesario para pasar la noche.

Además de los balnearios, un gran espectáculo visual son las dos cascadas petrificadas, una de 30 metros de altura y la otra de 12 metros. Hay pequeñas pozas naturales en una explanada llamada “El Anfiteatro”. Puedes hacer un recorrido en caminata o en bicicleta.

Además puedes visitar el Árbol del Tule, la población de San Lorenzo Albarradas y la población de Albarradas y el poblado de Roaguía, donde puedes ver el proceso de elaboración y destilación del mezcal.

Otro de los grandes espectáculos es la vegetación, pues te da la oportunidad de que captures los mejores paisajes con tu cámara.

Hierve El Agua perteneciente a la agencia de policía de San Isidro Roaguía, municipio de San Lorenzo Albarradas, en el distrito de Tlacolula. Está a 70 kilómetros de la ciudad de Oaxaca sobre la Carretera Federal 190 con destino al Istmo de Tehuantepec, tomando la desviación a Mitla. Sigue conduciendo a lo largo de la Carretera a San Pablo Ayutla hasta entroncar con la desviación a San Lorenzo Albarradas; 5 kilómetros después, en San Isidro Roaguía, está Hierve El Agua. Aproximadamente son dos horas y media desde la Ciudad de Oaxaca.