¡Comparte en tus redes!

Las parábolas de Jesús

El despertar de la consciencia

Armando FrancoUna parábola es una narración breve y simbólica de la que se extrae una enseñanza moral. Jesús (El Cristo), como otros grandes maestros espirituales de la historia, explicaba sus doctrinas con parábolas; y a quinientos años antes de Cristo, Siddharta Gautama (El Despierto, El Buda), para dar una enseñanza profunda a sus seguidores utilizaba también, esta clase de historias. La parábola es una metáfora: “Figura retórica de pensamiento por medio de la cual una realidad o concepto se expresan por medio de una realidad o concepto diferentes con lo que lo representado guarda cierta relación de semejanza”.

Considero que en este momento los seres humanos debemos retomar la enseñanza de los grandes maestros, iluminados y despiertos. Y para mí sin ninguna duda, estos han sido: “El Buda, Lao Tse y Jesucristo”.

Mas allá de toda religión que no son otra cosa que un conjunto de reglas, normas y rituales que se han convertido en letra muerta, debemos regresar a la espiritualidad, que es el contacto con la divinidad sin la necesidad de una institución que sea el obligado intermediario.

Todo lo que se institucionaliza termina traicionando el mensaje de su creador. Todo el poder se vuelve putrefacto y al final da igual una religión que otra. Ya que se va perdiendo de vista el mensaje original. Al volver un acto rutina, en lugar de despertarnos nos duerme. Regresemos a la esencia, al mensaje de los grandes maestros. Sin importar cual sea tu religión, debes voltear y poner atención en las enseñanzas de estos grandes seres; te sorprenderás al descubrir que todos ellos han enseñado realmente lo mismo.

Recordemos que el gran maestro Jesús nos dijo:

“La llegada del reino de Dios, no esta sujeta a cálculo, ni podrán decir míralo aquí o allí, por que mirad adentro de vosotros y ahí esta el reino de Dios”.

En toda parábola hay dos formas de verla; de una manera superficial y literal o de una manera mas profunda y simbólica. Así que te invito a estudiar las parábolas de los grandes maestros y reflexionar en sus simbolismos y permitir que su enseñanza valla asentándose y tomando fuerza en tu interior.

Hoy quiero recordar una de estas parábolas contada, por el Maestro Jesús a la gente. Esta es la parábola de los tres talentos. Pero antes quiero aclarar la etimología de la palabra “Talento”. “Talento proviene del latín talentum, y este del idioma griego τάλαντον, plato de la balanza, peso. En la etimología de esta acepción del término, destaca el hecho de que existiera una unidad monetaria del mundo antiguo, el talento, que adquirió fama por su mención en una de las parábolas de Jesús: la parábola de los talentos (Mateo 25:14–30; Lucas 19:11–27). De la interpretación de esta parábola deriva inteligencia, (capacidad de entender), aptitud (capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación)”.

En la parábola de los tres talentos, Jesús nos cuenta el como un rico hacendado entrega un talento a cada uno de tres de sus trabajadores y se va; después de un tiempo regresa a ver que hicieron con lo que les dio, uno no hizo nada con ese talento, otro produjo un poco con ello y el tercero produjo mucho con lo que recibió. Entonces el dueño de la hacienda reprende al que no hizo nada con su talento y en cambio premia al que produjo mucho con lo que recibió. Y es entonces cuando Jesús comunica la enigmática frase:

“Al que tiene poco se le quitará y al que tiene mucho, más se le dará”.

Tal ves te preguntes: “¿Cuál es el talento que yo he recibido?” el talento es la consciencia con la que haz nacido, La energía Kundalini, el Chi, La energía vital con la que fuiste dotado, la cuál, si cuidas y alimentas con conocimiento y disciplina podrás ir realizando y potencializando. Si lo haces, la divinidad te permitirá con el tiempo, cosechar un maravilloso fruto, si no lo hicieras se te penará retirándote todo.

Algunas parábolas descubriremos que igualmente fueron contadas tanto por El Buda como por Jesucristo, como es el caso de la parábola del hijo prodigo. En ésta se nos cuenta la historia de un hijo que se aleja del hogar creyendo que lejos de éste, encontrará todo lo que busca en profundidad. Después de mucho viajar y buscar sin encontrar, éste regresa a casa y concilia con su padre que, no es otra cosa mas que su esencia y mas profundo ser. Así que al regresar a su hogar interior justo encuentra lo que se distrajo buscando fuera.

“Si en la búsqueda del Amor, La Paz y de Dios das un paso fuera de ti, te habrás alejado un paso de Dios”.

Así que te invito sin importar cual sea tu religión o tus creencias a que regreses y busques la enseñanza de los más grandes maestros de la historia. Los cuales a través de divertidas e interesantes historias te compartirán maravillosas y profundas enseñanzas.

Armando Franco