¡Comparte en tus redes!

Las personas obesas podrían evitar la diabetes

Las personas obesas podrían evitar la diabetes

Las personas obesas podrían evitar la diabetes

De acuerdo con una nueva investigación que se dio a conocer en abril del 2016, las personas obesas corren menos riesgo de enfermarse de diabetes si reciben estímulos.

Según el resultado de un experimento realizado por científicos de la UNAM, el cerebro se puede proteger de desarrollar problemas como la diabetes si la persona vive en un ambiente donde los estímulos sensoriales inviten a aprender todos los días. Esto es, si se la pasa conviviendo y aprendiendo cosas nuevas cada día.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Los investigadores del Instituto de Biotecnología de la UNAM, Martín Gustavo Pedraza Alva y Leonor Pérez Martínez, realizaron la investigación analizando ratones obesos con una dieta elevada en azúcares y grasas, pero con un ambiente de juegos, texturas y un espacio grande para convivir. Dos meses después de iniciado el experimento, estos roedores demostraron más tolerancia a la glucosa y menos resistencia a la insulina en comparación con otros ratones obesos que no recibieron estímulos.

La investigadora Leonor Pérez aseguró que con los estímulos suficientes una persona podría evitar el desarrollo de diabetes, estos estímulos los encuentra a través de la cultura, socializando, teniendo buena relación familiar y aprendiendo cosas nuevas.

Los investigadores resaltaron que el sistema nervioso es beneficiado y el organismo se protege de ciertas enfermedades cuando el individuo interactúa sanamente con su familia y se adentra en actividades culturales. Esta podría ser una excelente idea para prevenir este tipo de enfermedades crónico degenerativas, y tiene mucho sentido, después de todo, los humanos somos seres sociables.

Siguiendo las conclusiones que arrojaron los experimentos, los científicos de la UNAM recomendaron salir de la rutina y aprender cosas nuevas, hacer algo nuevo o diferente, esto ayudará a fortalecer el organismo y a mantenerlo saludable, pues cuando se aprende algo nuevo las conexiones sinápticas se fortalecen, lo que deriva en una mejor calidad de vida en personas de la tercera edad. Mantener los estímulos en la adolescencia y en la edad adulta ayuda a mejorar la salud.