¡Comparte en tus redes!

Las relaciones en los adolescentes

Georgette RiveraEl día de ayer estaba en un establecimiento esperando a que me dieran una factura, mientras tanto una jovencita lloraba desconsoladamente y le contaba a su amiga que no podía superar la ruptura de su reciente relación. A lo largo de mi vida, he presenciado escenas así en la calle y en algunos lugares en los que he estado; sin embargo, en esta ocasión me llamó la atención el comentario de la chica, pues le aseguró a su acompañante de manera muy seria  y contundente que si el muchacho no se comunicaba con ella en un tiempo considerable, optaría por hacerse daño o lastimarse para que él recapacitara.

En menos de 5 minutos me enteré de muchas cosas de manera involuntaria, razón por la cual me impacté por varias razones:

  1. Las personas exponen sus problemas en cualquier parte sin importar quien los escuche.
  2. El punto central de muchos jóvenes y también de numerosos adultos es vivir en pareja sin importarles si los aman o no.
  3. Se ha llegado a un momento en el que históricamente todo gira en torno al otro y no a sí mismo
  4. ¿Dónde están los padres de estos chicos?
  5. La autoestima ahora tiene que ver con lo que se tiene y no con lo que sé es.
  6. Este comportamiento evidentemente chantajista y manipulador ¿crece en esa persona conforme pasan los años?.
  7. ¿Hay un momento en el que la persona se da cuenta de sus actos y se hace responsable de ellos?.
  8. ¿Es un patrón que muchos adolescentes siguen porque en su casa así lo vivieron?.

Independiente de las respuestas es algo muy serio, ya que la edad de esta muchachita no llegaba a los 16 años y por lo cual pueden suceder muchas cosas en los supuestos de que diferentes realidades ocurran,  pues mientras en esa persona exista una alta potencialidad de que se haga daño, se vuelva una actriz y pueda manipular en adelante todas sus relaciones, se tiene que dar cuenta de su error y saber que un noviazgo no la hace más ni menos, y que si eso se terminó es porque algo mejor llegará a su vida o bien, tendrá que recapacitar y aprender que en este caso sería lo mejor; no obstante para que eso suceda, se necesita en verdad que la persona que está pasando por esa situación tenga el suficiente apoyo en casa y que sea sincera para que pueda recibir la ayuda adecuada, pues de no ser así, terminará contándole a otra persona de su edad sus problemas y en este caso no habrá una óptima resolución, dado que es muy improbable, más no imposible, que la otra o el otro joven tenga la experiencia suficiente para aconsejar de manera objetiva y adecuada, ya que siempre es y será mejor que un adulto le aconseje para evitar cualquier desventura, o incluso si fuese necesario, según sea el caso, se puede buscar hasta la ayuda profesional de un terapeuta.

Sé perfectamente que las realaciones de hoy día han cambiado; sin embargo, los principios y la ética son los mismos desde siglos atrás, cada persona sabe lo que está bien y lo que está mal, razón de más para que si tienes hijos adolescentes estés al pendiente de ellos y te mantengas cerca, pues en un abrir y cerrar de ojos las cosas cambian.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera