¡Comparte en tus redes!

¿Le digo la verdad, o no?

Leonel Castellanos¿Cuestión de escrúpulos, valores o educación? ¿Qué es lo correcto? Ninguna de ellas mi [email protected] lector, es cuestión de estrategia. A veces no decir la verdad va a ser la mejor opción. –¡¿QUÉ LEOPI?!– Sí, lo que leíste.

Ya sé, ya sé, no me crucifiques aún, créeme que cuando termines de leerme pensarás diferente.

  1. Para conquistar a alguien. Dí la verdad, no mientas por convivir y menos por presumir, porque eventualmente la otra persona se podría dar cuenta de tu mentirota de que sabías cocinar y se nos cae el teatrito. Más bien asegúrate de que tengas valores agregados espectaculares y así, todo lo que cuentes de ti será verdad y ayudará al éxito de la maniobra.
  2. En el trabajo. Depende… No le vas a decir a tu jefe que faltaste el Lunes a la oficina por la mega peda que te pusiste el Sábado ¿verdad? mejor nos constipamos, o todo lo contrario, tuviste diarrea explosiva. Ew.
  3. A tu pareja si te pregunta como se ve. No, no eres nutrióloga ni entrenador personal, te lo está preguntando para reforzar y recordar que aún le gustas. Controla tu necesidad de dar consejo acerca de ingesta de carbohidratos. (no aplica si tu pareja es fisicoculturista)
  4. A tus hijos. Obvio depende de la edad y el grado de madurez. No le vas a decir que Santa Clos no existe a los 5 años, ni que no lo trajo la cigüeña a los 6… espero.
  5. A tus clientes. Obvio no vas a mentir ni en fechas de entrega, valor del producto, resultados del servicio, etc a mi siempre me preguntan la garantía del efecto leopi por ejemplo, y aunque la probabilidad de éxito es alta tengo que decir la verdad y decir que hay posibilidades de que no logremos el objetivo de conquistar a alguien.
  6. Si alguien te tira la onda y tienes pareja. Aquí ya se empieza a complicar pero mi recomendación es, no asustes a tu pareja, no le pongas ideas negativas en la cabeza, no te metas el pie tu [email protected] Mejor resuelve esa situación y no peques de honestidad y te metas tú [email protected] en problemas. Recuerda que hay mucha gente que interpreta una explicación no solicitada como una confesión.
  7. Si fuiste infiel. Pues de primera mejor no lo seas ¿no?, pero si ya te ganó la hormona, el alcohol, o la estupidez, también sugiero terminar lo ilegal, enterrar toda evidencia como si fueras C.S.I. Chiluca y no volverlo a hacer. Si confiesas tu pecado podría significar el fin de toda una relación por algo que tal vez fue un error pasajero. No tomes decisiones permanentes para problemas temporales.

No importa realmente el caso. Lo que importa son las consecuencias y/o las ganancias de mentir o decir la verdad. Yo te recomiendo siempre hacer una lista de pros y contras, de posibles afectados, de posibles resultados, buscar la ganancia más grande y el bien común, no contárselo NADIE y en base a eso decidir qué hacer.

¡Suerte [email protected]!

Leonel Castellanos