¡Comparte en tus redes!

Liderazgo, respeto y trabajo en equipo los 3 elementos claves

trabajo_en_equipo¿Cómo lograr que un proyecto funcione? y ¿qué se necesita para alcanzar los objetivos planteados? Éstas son sólo algunas de las preguntas que se hacen constantemente las cabezas o responsable de equipos de trabajo.

Atrás quedaron esos años en las que los empleados eran tratados como esclavos o se les gritaba para “motivarlos” a cumplir con sus tareas. Hoy se sabe que en vez de un jefe autoritario e imponente, debe serse un líder que sepa sacar lo mejor de cada persona.

Sabemos que todo lo anterior suena muy bonito en la teoría, pero… ¿cómo demonios lo logras en la práctica? Sencillo. Sólo debes aplicar esta fórmula:

Liderazgo + Respeto + Trabajo en equipo

Liderazgo. De acuerdo con los especialistas en desarrollo de capital humano y gestión de negocios, el liderazgo es el conjunto de habilidades que posee una persona para guiar e influenciar a otras para lograr un mismo objetivo.

Si quieres ser un buen líder es necesario que estés en constante crecimiento y siempre dispuesto a aprender de todo aquél que te rodea. Además, debes tener una increíble capacidad de adaptación y ser proactivo. Mientras otros se limitan a señalar el problema, tú debes de proponer no una sino varias soluciones.

Y sí, aunque ocupes un puesto de mayor responsabilidad, eso no te hace más importante o valioso. En realidad, no eres nada sin tu equipo de trabajo.

Trabajo en equipo. Se ha comprobado que esta forma de trabajar aumenta la productividad de los empleados, disminuye el tiempo de acción e incrementa la eficacia de los resultados. El problema es que no basta con reunir gente y asignar tareas, trabajar en equipo implica que todos los integrantes son responsables de cumplir los objetivos y cuando falla uno, fallan todos.

Obviamente, para que tu equipo se comprometa a trabajar de esta manera requiere que cada uno de sus miembros crea en el proyecto y esté dispuesto a dar lo mejor de sí. ¿Cómo lograrlo? Aplicando  tus increíbles habilidades de liderazgo, ésas de las que hablábamos arriba.

Respeto. Pareciera bastante obvio que debe haber respeto dentro del equipo de trabajo, pero te sorprenderá saber que es justo en el ambiente laboral en el que más nos desacreditamos unos a otros.

Por alguna extraña razón nos cerramos a la posibilidad de aprender del compañero, y preferimos tacharlo de ignorante, inexperto o cosas peores.

Como líder debes lograr que el respeto esté presente en cada momento y que, al igual que los papás con los niños pequeños, pongas el ejemplo. En estos casos puedes aplicar las enseñanzas de tu abuelita: trata a los demás como quieras que traten.

Sabemos que lograr que un equipo trabaje de forma eficiente y armoniosa puede llevar tiempo y que en ocasiones querrás mandar todo al demonio, pero la constancia es la clave del éxito.

¿No te queda claro cómo ser un buen líder? Aquí te decimos lo que debes y no debes hacer.