¡Comparte en tus redes!

Living Apart Together. La solución a los problemas de pareja

livig_apart_togetherLo amas, de verdad que sí, pero a veces… ¡quieres matarlo! ¿Acaso no puede bajar la tapa del escusado? ¿Le resulta imposible apretar la pasta de dientes de abajo hacia arriba? ¿Y de verdad tiene que dejar su ropa tirada por toda la casa?

¿Te resultan familiares estas frases? Para quienes viven en pareja son el pan de todos los días y las principales causas de pleitos y discusiones.

La realidad es que, por mucho amor que haya, compartir el mismo espacio con la persona amada no es nada sencillo. Ambos fueron educados de una forma diferente, y por mucho que lo intenten, sus hábitos no siempre son del agrado del otro.

Aunque no lo creas, hay gente que pelea hasta por la marca de detergente para lavar la ropa o el tipo de aceite con el que cocinan. ¡No es nada agradable!

Por ello es que, desde hace algunos años, las parejas han adoptado una nueva modalidad de convivencia. Se llama Living Apart Together (LAT), y no es otra cosa que mantener una relación monógama sin tener que vivir juntos, todo el tiempo.

Suena un poco complicado, pero, en realidad, estas parejas optan por vivir juntas sólo los fines de semana. De lunes a viernes, cada quien tiene su espacio. Esto último no quiere decir que no se vean o no convivan esos días, sino que, al llegar la noche, cada quien vuelve a su propia casa.

Dado que hay mucha gente celosa de su espacio personal y a quien le resulta imposible cambiar sus hábitos, el Living Apart Together ha sido la solución a sus problemas, pues les permite mantener su independencia sin tener que renunciar a su relación amorosa.

Pese a que este tipo de convivencia en pareja se está popularizando, también tiene sus detractores. Para muchas personas, el LAT no es otra cosa que miedo al compromiso. ¿Por qué otra razón te negarías a compartir el mismo espacio con la persona que amas?

Desde luego, en gustos se rompen géneros. Y lo que para muchos es una señal de inmadurez emocional, para otros es la solución a sus problemas de pareja. Por ello, nos gustaría conocer tu opinión. ¿Adoptarías esta modalidad de convivencia?