¡Comparte en tus redes!

Hugo Corona

¡Llegó el día! Star Wars, El Despertar de la Fuerza.

 

Llegó el día. Muchos los esperaban por el sencillo hecho de haber esperado más de 30 años para tener la continuidad merecida a lo que había construido George Lucas a finales de los 70. Otros, estaban esperando entender la manera de que una película cambiara sus vidas para no volver a ser los mismos. Y es que durante las 2 horas 15 minutos que dura El Despertar de la Fuerza, estamos frente al momento más importante culturalmente hablando de los últimos 20 años.

J.J. Abrams nos entregó una película que merece ser analizada desde distintos puntos de vista. El primero, el del fan. ¿Alguien salió molesto por lo que vio en pantalla? Al menos en mi sala, llena a más no poder, a media noche, en un cine dónde todas las salas estaban dedicadas a una sola película, no. Nadie salió diciendo algo malo. Todos salieron en shock por lo que vieron, no sólo por los momentos difíciles que debemos de vivir como fans viendo la historia avanzar, sino porque estábamos en el momento más claro de cómo contar una historia ante un director y elenco que tenía la expectativa más alta de lo que uno podía pensar.

Segundo, desde el punto de vista de alguien que ama el cine. Gracias J.J. Gracias por enseñarnos la importancia del silencio en pantalla. No con audio, sino con imagen. Por complementar cada detalle con el anterior y con el que le sigue a él. Gracias por tratar a los personajes tan queridos de una manera tan responsable y tan dedicada. Si bien el camino de todos no lo entendemos al principio, se siente como si nunca se hubieran ido. Cómo si esos casi 35 años desde la primera película, se sintieran como días desde que vimos el final del episodio IV. Gracias por enseñarle a una generación llena de “denme todo gratis y no tengo que pensar”, que es necesario poner de su parte e involucrarte para entender más allá. Pero que no hace eso una película difícil. Sino una experiencia diferente.

Tercero, desde el ángulo que uno lo quiera ver, la película es redonda. Nos cuenta una historia dónde el camino de los buenos y los malos son cruzados por una necesidad de demostrar quién es mejor y dónde nuevos personajes se ven adentrados en un mundo más grande que cada uno de ellos. Al final, de eso se trata la lucha del bien y el mal, de saber entender quién es importante y porqué para que los demás cumplan su cometido.

El resumen de la película es sencillo. Rey y Finn, dos personajes nuevos, se encuentran para completar una misión, que es encontrar lo necesario para cambiar el rumbo de lo que ahora se conoce como Nueva República. En su camino, se verán ayudados por aliados de la Alianza Rebelde que es comandada por Leia. Realmente la historia no te va a contar más, ya que hay cambios en el andar de los personajes, que nos harán reflexionar sobre quién es el verdadero foco de atención.

Gracias J.J por darnos una nueva historia. Una nueva heroína, un nuevo robot del cuál enamorarnos, gracias por darnos momentos increíbles en pantalla, pero sobre todo, gracias por respetar nuestros recuerdos y nuestra capacidad de asombro. Desde aquí, te aplaudo por ser el hijo pródigo de Hollywood.

Hugo Corona