¡Comparte en tus redes!

Todo lo que debes de saber sobre las bolas chinas

Alessia Di BariConstantemente me preguntan qué onda con las bolas chinas, desde que E.L. James las puso de moda en su libro 50 sombras de Grey, se ha vuelvo una pregunta obligada cada que doy alguna plática o conferencia.

Así que, aquí abajo te dejo todo lo que necesitas saber para tomar la mejor de las decisiones:

Empecemos por lo básico, como su nombre lo indica, las bolas chinas son dos bolitas unidas por un cordel. Tienen peso adentro y se introducen vía vaginal; son una especie de pesas para ejercitar los músculos vaginales. También se les conocen como Bolas Ben Wa o Bolas de Geisha. Sí, como leíste, son buenísimas para tonificar la vagina y el suelo pélvico.

¿Que para qué sirven? ¡Para mucho! Nos ayuda a tener una mayor sensibilidad y control de nuestra plataforma orgásmica, lo que es de gran ayuda al momento del orgasmo. Antes de empezar a utilizarlas, es importante que las esterilices. Esto lo puedes hacer metiéndolas aproximadamente 10 minutos en agua hirviendo. Siempre, antes de introducirlas en la vagina, necesitas lavarlas con agua y jabón neutro.

Ahora sí, ya estás lista para empezar. Coloca un poco de lubricante –base agua- en la primera bola e introdúcelas en tu vagina como te sea más cómodo (parada, sentada, hincada, etc). Una vez adentro, ponte de pie y sentirás como en automático contraerás los músculos para evitar que se te salgan y caigan al piso.

Si se salen y sientes que no lo estás logrando, intenta hacerlo acostada. Ponte boca arriba sobre tu cama y con una mano jala el cordón para sacarlas y con las musculatura intenta que no salgan, intenta atraparlas y no dejarlas salir. Esto te ayudará a fortalecer los músculos vaginales hasta que puedan sostenerse sin el menor problema.

TIP. Empieza por las más grandecitas, ya que esas son más sencillas de sostener por nuestra –generalmente débil– musculatura vaginal. Conforme vas fortaleciendo la zona, puedes cambiar a unas que pesen más y cuando estés en el nivel experto, hay unas bolitas mucho más pequeñas y pesadas.

Finalmente… un poco de paciencia, ve poco a poco. Primero, inténtalo durante unos 10/15 minutos; camina con ellas ese tiempo, prueba unas dos a tres semanas así y luego, ve subiendo el tiempo. TIP. La recomendación es hacerlo todos los días, de cuatro a seis meses; después de esto, le puedes bajar a una vez por semana, sólo para mantener la condición.

Alessia Di Bari