¡Comparte en tus redes!

Todo lo que debes saber antes de someterte a una cesárea

cesareaAunque las diferentes organizaciones e instituciones de salud, nacionales e internacionales, recomiendan tener un parto natural, cada vez son las mujeres que prefieren someterse a una cesárea para traer a sus hijos al mundo.

En gran medida, esto se debe a que desean evitar el dolor de las contracciones con medicamentos, ahorrarse el tener que pujar y las incomodidades propias del parto natural. Si éste es tu caso, debes saber que la cesárea es un procedimiento quirúrgico y como tal también tiene sus riesgos, mínimos, pero los tiene.

De hecho, los principales motivos para realizar una cesárea siempre están relacionados con urgencias médicas o problemas con el bebé. Entre ellos destacan:

  • Anomalías en el desarrollo del feto como hidrocefalia o espina bífida.
  • Patrón de ritmo cardíaco anormal en el feto.
  • La posición del feto dentro del útero no es la ideal para un parto natural. Esto puede ser cruzado o con el trasero primero.
  • Embarazo múltiple
  • Enfermedades maternas extremas, como pre-eclampsia, eclampsia, toxemia o padecimientos cardíacos.
  • Herpes genital activa
  • VIH
  • Cirugía uterina previa (miomectomía y cesáreas anteriores)

Riesgos

Gracias a los avances médicos y al uso de fármacos de última generación, la cesárea se ha convertido en un procedimiento seguro. Los principales riesgos son:

  • Reacciones alérgicas a los fármacos (antibióticos y anticoagulantes)
  • Problemas respiratorios ocasionados por la anestesia epidural (bloquea la sensibilidad de la cintura para abajo).
  • Sangrado
  • Infección en la vejiga o útero
  • Lesión en el tracto urinario
  • Lesiones en el bebé

¿Cuál es el procedimiento?

En pocas palabras, lo que ocurre durante una cesárea es:

  • Una vez que la anestesia ha hecho efecto, el cirujano debe realizar una incisión horizontal en la piel, justo por encima del hueso púbico.
  • Los músculos abdominales nunca son cortados, sólo se mueven a un lado.
  • En total, el cirujano corta cinco tejidos diferentes: piel, grasa subcutánea, aponeurosis muscular y peritoneo parietal.
  • Se realiza otra incisión horizontal, similar a la de la piel, sólo que esta vez sobre la superficie del útero.
  • Se extrae al bebé, la placenta y membranas ovulares.
  • Sutura todas las capas de tejido

Toma en cuenta que, cuando la cesárea se realiza de urgencia, se emplea anestesia general, en vez de epidural, y que los cortes se hacen verticales para acelerar el nacimiento.

Aunque el procedimiento completo dura una hora, aproximadamente, la simple extracción del bebé tarda 10 minutos, desde que se hace la primera incisión. El resto del tiempo se utiliza para suturar cada tejido.

Por lo general, el proceso de recuperación lleva de tres a cinco días, aunque a algunas mujeres les lleva menos tiempo.

Antes de tomar una decisión, te sugerimos que hables con tu obstetra y evalúes los pros y contras de tener un parto natural y una cesárea. Pídele que solucione todas tus dudas.

 

¿Qué tanto sabes del parto natural? Haz click aquí para descubrir cosas que nadie te dice.

Haz click aquí para conocer los riesgos de utilizar anestesia epidural.