¡Comparte en tus redes!

Adrián Gutiérrez

Lo perfecto está en lo imperfecto.

 

El camino rumbo al éxito tiene que hacer su primera parada en la autoestima, ¿podemos tener éxito sin autoestima? Sí, pero este se vendrá abajo en la primera prueba a la que tengamos que hacerle frente.

Todos hablan de autoestima, se han escrito libro sobre ella, puedes asistir a conferencias, seminarios y encontrar miles de videos sobre ¿Cómo puedes subir tu autoestima?

Para mí es muy sencillo ¿Qué es lo que soy? ¿Qué es lo que tengo? Entonces eso es lo que puedo dar, si yo me quiero y me acepto así, el mundo lo tendrá que hacer también.

¿Existen las personas perfectas? Hasta el día de hoy no he conocido ninguna, sin embargo te puedo contar que he conocido personas que otras personas creen que son perfectas y que ellos mismo se rechazan ya sea porque no les gusta partes de sus cuerpos o por que quisieran algo que otras personas tienen y ellos no.

¿No sé dónde surgió la tendencia de que nos teníamos que parecer a alguien más? O ¿Quién dicta tendencia de lo que es perfecto? Sé que sonara a trabalenguas, pero simplemente somos lo que somos y algunas cosas no las podemos cambiar.

En mi libro “Cómo ser un Mexicano Exitoso” tomo el fragmento de libro el laberinto de la soledad de “Octavio Paz” que nos dice: el mexicano no quieres ser ni indio ni español, tampoco descender de ellos, los niega y tampoco se afirma como mestizo. Y entonces ¿qué somos los mexicanos?

Si los mexicanos no nos aceptamos como lo que somos, la mezcla de sangre americana y española, entonces ¿sobre qué base construimos nuestra identidad?

Los mexicanos no somos europeos, no somos estadounidenses, los mexicanos somos mexicanos y tenemos muchas cosas por las cuales ser admirados, además de que también somos personas y eso lo hacemos valer nosotros.

Todas los seres humanos en el mundo tienen defectos y virtudes, también lo que para unos puede ser bueno para otros puede ser malo.

¿Me preguntas si yo tengo autoestima? Si y mucha, en mi cabeza se grabó el que “puedo lograr cualquier cosa que me proponga”, ¿tengo defectos? Muchos, los físicos los acepto y vivo con ellos, son parte de mí y de lo que soy, los defectos en mi carácter en mi forma de ser, eso si los puedo cambiar, pero sabiendo que nunca seré perfecto y lo hago por mí, no para agradar a otros.

Dios dame fuerzas para aceptar lo que no puedo cambiar, dame valor para cambiar lo que sí puedo cambiar, y sabiduría para identificar que puedo cambiar y que no puedo cambiar.

Lo anterior lo podemos aplicar a nosotros mismo, a nuestra persona y así encontraremos quienes somos y construiremos nuestra autoestima. Aceptando quienes somos, buscando siempre ser mejores e identificamos que podemos hacer y qué no.

Te invito a quererte tal y como eres… así de sencillo es que te quieran los demás.

 

 

Adrián Gutiérrez