¡Comparte en tus redes!

Lo que debes saber si quieres dar tu bebé en adopción

Lo que debes saber si quieres dar tu bebé en adopción

Lo que debes saber si quieres dar tu bebé en adopción

Hay chicas que en algún momento de la vida deben tomar una difícil decisión: Están embarazadas pero todavía no están preparadas para ser madres. ¿Qué hacer? ¿Cómo resolver este dilema? Millones de mujeres se enfrentan a los embarazos no deseados, si atraviesas por una situación  similar, tienes al menos tres posibilidades, cuidar de tu bebé, darlo en adopción u optar por el aborto.

Cada una de estas tres posibilidades requiere un tema de especial atención, por lo tanto, en esta ocasión sólo nos centraremos a lo que debes hacer si tus intenciones son dar en adopción a tu hijo. Es posible que tengas muchas dudas sobre esta opción. Si tus intenciones son tener a tu hijo y después darlo en adopción, presta mucha atención a los siguientes consejos.

Dar a luz y dejar que otra persona lo críe es adopción, y se refiere a un contrato legal donde autorizas dejar a tu hijo bajo el cuidado de otra persona o familia. Las razones más comunes por las que una madre toma esta decisión son: no estar preparadas para ser madres, no tienen recursos, no pueden hacerse cargo debido al trabajo o escuela, no desean ser madres solteras, son demasiado jóvenes o inmaduras para la maternidad, consideran que la adopción les dará mejores oportunidades a su hijo. Analiza bien las ventajas y las desventajas de dar a tu hijo en adopción, así como los sentimientos que pudieras tener al separarte de tu hijo. No decidas sola, habla de este tema con tu pareja, un familiar, un amigo, un consejero religioso (si perteneces a una religión y si deseas hacerlo) o un asesor de confianza.

Tipos de adopción

Hay dos tipos de adopción: abierta y cerrada. La abierta mantiene un tipo de contacto entre la familia adoptiva del niño y sus padres biológicos. La madre biológica elige a la familia adoptiva y tiene la oportunidad de averiguar sus valores, tipo de vida y religión. Ambas familias tienen la posibilidad de decidir si comienzan una relación (como visitas frecuentes o llamadas telefónicas); en las adopciones cerradas la madre biológica no tiene ningún tipo de información sobre la familia adoptiva, tampoco la familia adoptiva sobre la madre. Las adopciones cerradas ayudan a tener más privacidad.

Quiénes pueden ayudarte

Si ya tomaste la decisión de dar a tu hijo en adopción (después de haberlo pensado muy bien), puedes iniciar el proceso de dar a tu hijo en adopción. ¿Dónde te pueden ayudar?