¡Comparte en tus redes!

Lo que debes y lo que no debes hacer al besar

Lo que debes y lo que no debes hacer al besar

Lo que debes y lo que no debes hacer al besar

Seguramente acostumbras cerrar los ojos al besar a tu novio, aunque algunas beses los abres por distracción. Tu cuerpo realiza muchísimas funciones al besar, por ejemplo acelera el ritmo cardíaco, libera hormonas, utilizas 34 músculos de la cara cuando el beso es muy romántico y 12 cuando besas en la mejilla.

Lo más probable es que ya te hayas acostumbrado y hasta hayas perdido la pena, por lo tanto besar a tu novio te parece algo de lo más normal, pero cuidado, no te descuides sólo porque ya estés acostumbrada. Aquí algunas ideas de lo que debes y no debes hacer al besar.

1.- Higiene. Nunca olvides lavarte los dientes y cuidar tu aliento, pensar que tu pareja te acepta y te quiere tal y como eres no es pretexto para hacerle pasar un rato incómodo, tu relación podria verse afectada por dejar de prestar atención en este aspecto.

2.- Frente a la familia. No beses apasionadamente a tu novio en frente de tu familia o su familia, quizá no sepas cómo van a reaccionar los demás, por otro lado a nadie le interesa ver cómo se besan.

3.- Concéntrate. No estés pensando en otras cosas, prestar atención a tu pareja te ayudará a no cometer errores, además de que si prestas atención descubrirás qué le gusta y qué no le gusta.

4.- Cuida tus labios. Besara alguien con los labios partidos o resecos es incómodo, por lo tanto mantente hidratada y cuida tus labios.

5.- Controla tu lengua. Procura dar besos románticos y bonitos, lo mejor es que comiences el beso despacio y después subir la intensidad, evita que tu lengua se mueva muy rápido o muy despacio.

6.- Ten cuidado con las mordidas. Los mordiscos son suaves y traviesos, evita causar dolor, una mordida muy fuerte hace que pierdas el encanto.

7.- Choque de dientes. Un accidente que ocurra una vez podría ser divertido, pero si el accidente ocurre  varias veces podría resultar desagradable y doloroso para tu pareja.

Combina tus besos, no beses únicamente en la boca, besa las mejillas y el cuello de tu pareja, no abras la boca demasiado, y evita tener demasiada saliva. De preferencia cierra los ojos y no seas agresiva.