Lo que más odias de tu pareja

¡Comparte en tus redes!

Una pareja celebraba su 51 aniversario de bodas, el esposo se levantó temprano a prepararle a su amada su desayuno favorito, tomó algunas rebanadas de pan y las puso en la tostadora, después les puso un poco de mermelada, preparó café con leche y un poco de fruta picada con yogur y cereal.

Tuvo cuidado en que no le faltara nada, hizo todo lo mejor posible, incluso se tomó la libertad de escribir una nota que decía: “Te amo”.

Para cuando llegó a la cama su esposa ya estaba despierta, pero seguía acostada. Orgulloso de su hazaña romántica él entregó la charola a su amada. Ella, al mirar el desayuno, se llenó de frustración y rompió en llanto. La mujer dijo entre sollozos: “Hoy cumplimos 51 años de matrimonio y todo éste tiempo me has dado la peor parte del pan, me has dado la suegra del pan, ni siquiera éste día quisiste darme la otra pieza”.

Perturbado por la reacción de su esposa, el hombre contestó: “A mí siempre me ha gustado la suegra del pan, es mi parte favorita, pero todos éstos años me he abstenido de ella porque quería darte lo mejor”.

¿Qué es lo que más odias de tu pareja? La historia tiene mucha enseñanza cuando se la aplica a la comunicación que debe tener toda pareja. En ocasiones nosotros damos por entendido algo, otras veces solemos guardar silencio intuyendo que la otra persona ya sabe nuestros deseos. Grave error.

El rencor hacia tu pareja puede estar creciendo por una simple suposición. El amor se acaba cuando cometes el error de asegurar que lo que ella o él hacen sólo es para perjudicarte. Sin embargo, la realidad es que tu pareja ni siquiera se está dando cuenta de qué es lo que te molesta.

Lo ideal, además de una buena comunicación, es que evitemos esos pensamientos que sólo nos hacen odiar cada vez más. Busca pensamientos que eleven tu amor, valora a tu pareja, ámala.

En el libro “35 Lemas para parejas felices”, de Gayle y Mike Tucker, se dice que “la interpretación negativa se pone de manifiesto cuando uno de los cónyuges reiteradamente ‘lee los pensamientos’ del otro, de un modo que hace que los motivos de su pareja parezcan más negativos de lo que realmente son”.

Hay un dicho muy famoso que dice “el que busca… encuentra”, ¿porqué no sólo buscas las cosas buenas en tu pareja? Si te la pasas buscando el lado contrario encontrarás cosas que no te van a gustar y terminarás con un sentimiento de frustración. Los matrimonios felices acentúan lo positivo.