¡Comparte en tus redes!

Los 10 consejos para usar sabiamente a Dr. Google

  1. Edilberto Peña de LeónSIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, es bueno tener a un paciente correctamente informado: es muy difícil que durante una consulta el paciente y el médico puedan hablar todos los detalles que se necesiten para llevar a cabo un buen tratamiento, así que el internet y google pueden ser herramientas útiles para complementar la consulta.
  2. Leer el PLM o el Vademecum: estas son las versiones electrónicas de los antiguos libros que se tenían en las farmacias con la información para prescribir de cada medicamento que autoriza la Secretaria de Salud. Ahí vienen todo los requerimientos que necesitó la instancia regulatoria para aprobar el uso de un fármaco en una enfermedad en particular. Es importante decir que viene TODA LA INFORMACIÓN, así que si en las pruebas clínicas de la aspirina a un paciente le dio diarrea porque comió tacos al pastor, va a decir que la aspirina puede producir diarrea, hay que fijarse en los efectos secundarios que vienen clasificados como frecuentes, poco comunes, o muy infrecuentes.
  3. Buscar información de fuentes profesionales: TODAS las instituciones respetables de salud del mundo cuentan con sus páginas web donde constantemente están subiendo información muy útil, hay que buscarlas y aprovecharlas.
  4. Si buscas información de un tema en particular googlea su nombre pero prefiere las páginas de instituciones que se dediquen a esa enfermedad en específico y que estén actualizando constantemente su información y con buena interacción con sus seguidores.
  5. Usa con mucha prudencia los foros de comunicación entre pacientes que sufren de la misma enfermedad: estos son muy efectivos para sentir que uno no está sólo padeciendo y sufriendo, pero hay que tomar con mucha cautela cuando se habla de efectos indeseables de los fármacos o de tratamientos ineficaces, hay que recordar que cada paciente es un mundo y que el único calificado para saber si va bien el tratamiento es su médico.
  6. Existen bloogers y videoblogueros de temas de salud que suben temas valiosos y muy pertinentes, aprovecha y síguelos para que te lleguen de forma directa sus nuevas publicaciones y recibas información calificada de forma continúa.
  7. Evita las páginas que te prometen curaciones milagro de enfermedades crónico degenerativas (que sabemos que no se curan, pero que sí se controlan), generalmente lo hacen así porque las personas que las padecen son campo fértil para intentar todos los remedios posibles para recuperar la salud perdida.
  8. Aprovecha las redes sociales para seguir en facebook, twitter, youtube e instagram a las instituciones y personas especializadas en salud o en la enfermedad que a ti te interesa y estés recibiendo los datos más actuales sobre estos temas.
  9. NUNCA, NUNCA, NUNCA, utilices la información del internet para tomar decisiones sobre tu tratamiento sin consultar a tu doctor: si decides tomar medicinas extras o suspender parte de tu tratamiento basados en esta información sin preguntarle a tu médico estarás cometiendo un error que puede tener consecuencias graves.
  10. SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE, prefiero la información de primera mano de tu médico a la que puedas obtener en internet, Él es el experto en tu caso en especial y es él que te puede resolver de la mejor manera de todas tus dudas.

Edilberto Peña