¡Comparte en tus redes!

Los 7 platillos más exóticos del mundo

Paplatillos ra los amantes de los viajes, probar las comidas típicas de cada destino es una tarea obligada. Sólo que, en ocasiones, ésta experiencia puede ser más extrema de lo esperado.

Si te aventuras a hacerlo, podrías disfrutar de una selección de insectos fritos, que incluye cucarachas, gusanos de seda y larvas de abeja; sólo que la gastronomía mundial no siempre es tan convencional.

En el mundo puedes encontrar un sinfín de platillos exóticos, que probablemente no te resulten muy apetitosos, pero que son considerados verdaderas delicias gastronómicas.

Para que te des una idea de lo que comen en otros países, aquí te dejamos los siete platillos más exóticos del mundo:

  1. Vino de ratitas: Por supuesto que para nosotros la simple idea de comer rata nos causa horror, pero debes recordar que en China y Corea es un alimento básico. De hecho, también usan este animal para preparar una bebida alcohólica que, según dicen, puedes usar como tónico revitalizante. Lo hacen poniendo pequeñas ratas dentro de una botella, para luego cubrirlas con vino de arroz y dejar fermentar.
  2. Balut. Si andas por Filipinas, Camboya y Vietnam, prepárate para comer un verdadero platillo exótico y extremo. Se trata del balut, un huevo de pato fertilizado y cocido. El punto clave es el embrión desarrollado que tiene un efecto afrodisíaco. Créenos no es una experiencia para todos los estómagos.
  3. Casu Marzu. Si eres una verdadera conocedora de la cocina italiana, sabrás que el Casu Marzu es un queso típico que debe su textura y sabor a las larvas vivas que hay en su interior. También conocido como “queso podrido”, este platillo se prepara con larvas de mosca, las cuales se introducen en el queso para que catabolicen las grasas del alimento, mediante su proceso de digestión. El resultado es un queso cremoso con un sabor concentrado.
  4. Sesos de mono. Este platillo es un auténtico manjar en Guinea, por lo que es uno de los más demandados. Sólo que la presentación no es muy atractiva. No sólo debes comerlos directamente del cráneo del mono, sino que se “preparan” en el momento. Es decir que, una vez que ordenas, toman al mono, le parten el cráneo y te sirven los sesos crudos, calientes y palpitando.
  5. Dedos de mono. Uno de los platillos más conocidos y exóticos de Indonesia son los dedos de mono. Se fríen en aceite para servirlos como entrada o aperitivo antes del plato fuerte.
  6. Cerveza de hueso humano. Esta bebida es típica de Perú, y aunque es poco probable que la pruebes, decidimos incluirla en este listado por su poco convencional preparación. La cerveza de hueso humano es una bebida ritual de los indios de la etnia Cocomo, y se prepara a partir de los huesos de un familiar fallecido. El propósito es que la consuman sus seres queridos para que el espíritu del difunto siga viviendo en sus cuerpos.
  7. Hagáis. Es un platillo típico de la cocina escocesa y se prepara con el corazón, pulmones e hígado de una oveja. Estas vísceras se condimentan con cebolla, harina de avena, hierbas y algunas especias. Todo esto se mete en una bolsa hecha con el estómago del animal y se cuece durante varias horas.

¿Cuál de estos platillos exóticos te atreverías a probar?