¡Comparte en tus redes!

Los amigos de mi hijo no me gustan, 7 tips para papás

Cuando llega la adolescencia los hijos tienen la necesidad de buscar la independencia, es por ello que pareciera que siempre llevan la contraria. Cuando alguien llega a la adolescencia busca su propia forma de vestir, se concentra en sus propios asuntos y elige sus propios amigos.

Amigos-hijo

Algunas amistades llega a sorprender demasiado a los padres de familia, tanto que muchos están en desacuerdo con las personas con quien se junta los hijos. ¿Qué hacer si no te gustan las amistades de tus hijos?

1.- Aborda el tema con inteligencia. Para los adolescentes la amistad es algo verdaderamente importante, por eso necesitas abordar el tema con inteligencia, para evitar que tu hijo perciba hostilidad. Así que evita discusiones con tu hijo, trata de mejorar la comunicación con tu hijo. Si tu hijo no te quiere decir a dónde va, o qué hará es una señal de que necesitas reforzar la comunicación.

2.- Conoce a los amigos de tus hijos. Un error que cometen muchos padres es juzgar antes de tiempo, el hecho de que alguien vista diferente o tenga un peinado extravagante no significa que sea mala persona, así que antes de calificar a una persona date la oportunidad de conocerla. Puedes organizar una reunión o invitar a los amigos de tu hijo a una comida, así podrás conocerlos mejor. Tu intuición y experiencia te ayudarán a saber si alguien es mala influencia para tu hijo. Es buena idea conocer a los padres de los amigos de tu hijo, sobre todo a esos amigos con quien pasa más tiempo.

3.- Si tu hijo se mete en problemas. Si la conducta de tu hijo es normal y no se mete en problemas, no te preocupes, ese es un claro indicio de que tu hijo no tiene malas amistades, pero si te das cuenta de varios incidentes, es evidente de que tu hijo tiene malas amistades. Trata de intervenir, pero no de frente, sé sutil al decirle a tu hijo las cosas que le han perjudicado. Puedes hacerle preguntas como: ¿Qué te llevó a cometer ese error? ¿Qué hubieras hecho para no equivocarte de esa manera? Hazle entender al joven que los verdaderos amigos nunca lo perjudicarían, o bien, nunca harían algo que los afecte de alguna forma. De esta forma tu hijo reflexionará por sí solo. A veces los adolescentes dejan por sí solos a algunas amistades tras darse cuenta de que sólo los mete en problemas.

4.- Reprensión. Enséñale a tu hijo a respetar las reglas, si violó alguna de las reglas de casa debe de haber una llamada de atención. Cuando un joven rompe una de las reglas establecidas necesita hacerse responsable y entender que hay consecuencias. Si la situación te dice que la vida o la integridad de tu hijo está en peligro intervén directamente.

5.- Sé firme. Las llamadas de atención o las decisiones que tomes deben de ser firmes, "si rompiste una regla establecida la consecuencia es tal, ya lo habíamos hablado, son las reglas". Pero pon consecuencias y reglas congruentes, no se trata de fijar metas inalcanzables o demasiado estrictas.

6.- No grites. A muchos padres les duele escuchar palabras como: "te odio", lo importante es no engancharte, conservar la calma y responder siempre de forma amorosa.

7.- Busca ayuda. Puede ser que consideres que no puedes solo con el problema, así que lo más recomendable es buscar ayuda de un especialista, así podrás recibir consejos de un experto.

Notas sugeridas:

Cómo actuar ante las malas influencias de nuestros hijos, dando click aquí.
Cómo hacer un antidoping a tu hijo, dando click de este lado.
7 ideas para evitar que tu hijo consuma drogas, dando click acá.