¡Comparte en tus redes!

Felipe Ángeles

Los anti propósitos de año nuevo

Una vez más estamos por celebrar un nuevo año, una nueva esperanza, más ilusiones y un nuevo gran comienzo, y cada uno de nosotros ya sea mental o de forma escrita, hacemos una lista de propósitos para mejorar, hacer ejercicio, hacer dieta, dejar de fumar, ser mejor persona y toda una gran lista de mentiras, si así como lo lees, ya que el ánimo y la buena vibra te durará unos cuantos días y de ahí en adelante comenzarán los pretextos, no tengo tiempo, no puedo hacer dieta, es muy caro un gimnasio, etc.

Es un hecho que nos contagiamos del ánimo de los demás para crear una lista de cambios, modificaciones y transformaciones que realmente no están siendo deseadas por nosotros mismos, por lo cual se convierten en anti propósitos, ya que realmente no estás deseando llevarlos a cabo.

Pero no todo está perdido y no necesitas una fecha especial para decidir un cambio en tu vida, pero un cambio real, objetivo, con beneficios y sobre todo satisfacción.

Tal vez desees aún llevar a cabo una lista de propósitos para este 2016, pero la propuesta es la siguiente: En vez de propósitos haz una lista con metas y planes objetivos, como por ejemplo: Ser el o la más productiva en mi trabajo para ganar ese ascenso y por consecuencia obtener más dinero. Me voy a enamorar de mi misma o mismo cada día para que una persona que se ame al igual que yo pueda llegar a mi vida. Voy a ahorrar 50 pesos por semana y al final de 52 semanas tendré 2,600 pesos.

El caso es crear metas que realmente causen un impacto en ti, solo en ti y para ti, no tienes porque quedar bien con los demás, solo tienes que demostrarte que tienes esa fuerza de voluntad y fortaleza para crear un entorno mejor en tu vida.

Antes de realizar tu lista de metas, analiza muy bien cuales son tus virtudes y talentos, ya que esas serán tus herramientas para poder realizar los cambios personales.

En lo personal yo no hago una lista de propósitos, sólo me comprometo a mejorar mis resultados, prepararme y estudiar más, vivir en armonía conmigo mismo y crear hábitos de pensamiento positivos.

Los propósitos comunes casi nadie los lleva a cabo, porque solo lo consideraron por la fecha y la celebración, que al final no está mal.

Es una celebración donde agradecemos lo recibido durante 12 meses y recomiendo que visualices en presente y aceptes como un hecho en tu mente lo que mereces recibir y vivir en 2016.

Espero que vivas un año lleno de logros.

¡Feliz año nuevo!

Tu amigo,

Felipe Ángeles.

Felipe Ángeles