¡Comparte en tus redes!

Los chicos no lloran

Georgette RiveraSi piensas que los chicos no lloran en realidad  es un mito, pues en verdad sí lo hacen y es una de las cosas que aún cuando no les guste, les ayuda mucho a poder sacar sus emociones; pero encaminándonos más a lo que nos lleva este tema, los muchachos cuando terminan en sus primeros años mozos una relación de pareja por ejemplo, la pasan igual o peor que una chica, se sienten mal, se deprimen, cambian de humor, se encuentran vulnerables y, algunas veces, hasta dejan de comer; solo que no es tan evidente porque en el día a día tratan de hacer como si todo estuviera a las mil maravillas, y no se les nota tanto como a una persona del genero femenino. Sin embargo, cuando pueden abrirse con alguien de su entera confianza, les beneficia mucho porque pueden exponer todas sus dudas, así como preguntar los porqués que aún no alcanzan a explicarse ellos mismos, razón por la cual los adultos tienen que estar muy cerca para poder develar esos ligeros cambios de humor que van de la euforia hasta la apatía más marcada.

No es tarea fácil el hecho de estar pendiente de tus hijos, más en ocasiones cuando hacen mutis total; así que trata de platicar de todo con él, ofrécele tiempo para hablar, escuchalo sin hacer preguntas, eso los hace sentirse invadidos, y por ese motivo después ya no se abren. Trata de contener tus impulsos de papá o mamá dominante que todo lo sabe, haz que lo mejor que le suceda a tu crío es que lo escuches con atención sin interrumpirlo, eso le hará sentido, sabrá que en realidad estás interesada(o) en lo que le pasa; una vez que se establezca el puente de comunicación todo será más sencillo, podrán sincerarse y se dará  una relación de confianza y respeto por ambas partes.

Recuerda que lo primero que debes saber hacer es  percibir los síntomas que tu hijo está presentando; si está solo en su cuarto dale su espacio, pasadas unas dos horas toca su puerta, pregúntale si quiere conversar, si le preparas algo que le guste o si quiere ir al cine; dependiendo de su respuesta sabrás que es lo que está pasando en su interior y si huele a tormenta; déjalo que se enoje, luego que se descargue, llore y al final dale un abrazo, eso es lo que él quiere y necesita. Nunca, ni por error,  le digas que se contenga o estarás marcando el futuro próximo de tu vástago para que no pueda expresarse y  se guarde aquéllo que le aqueja, entonces ten precaución con tus palabras, dale aliento y cariño, esa es la mejor manera de ayudarle.

Los chicos sí lloran y es para bien, aprenden a darse cuenta que eso no es malo, que se pueden desahogar y que hay alguien que los comprende.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera