¡Comparte en tus redes!

Los gestos hablan más que mil palabras ¡Cuidado!

Los gestos hablan más que mil palabras ¡Cuidado!

Los gestos hablan más que mil palabras ¡Cuidado!

Se dice que una imagen habla más que mil palabras, y es cierto, los gestos también hablan más que mil palabras, en el trabajo quedas en vergüenza cuando exiges a tus empleados llegar temprano cuando tú eres quien llega tarde, posiblemente a un trabajador que cheque a tiempo sus horas de entrada no le preocupe tal situación, pero sin duda alguna le incomodará saber que tiene un jefe que exige lo que no puede cumplir, ese es un gesto que habla más que mil palabras. dicho de otra manera, tus acciones deben de ser coherentes con lo que pides a tus subordinados.

Hablar mal de la gente cuando no está presente es otro gesto que te deja con una imagen degradada, posiblemente a los más ingenuos (y los más chismosos) te sigan el juego, pero una persona inteligente (llamémosle empleado B) sabrá ver que así como hablas mal de una persona a sus espaldas habrá un momento en que también hables mal de él cuando no éste se encuentra ausente, (así que el empleado B tomará reservas contigo).

Ser irrespetuoso con tus compañeros de trabajo o pelearte con los clientes de la empresa o con los demás colaboradores de tu compañía te hará ver como una persona conflictiva, alguien que no puede trabajar armoniosamente con sus compañeros de trabajo. Supongamos que en algún momento uno de tus compañeros se va de la empresa y en un futuro tú también sales de la empresa y comienzas a buscar trabajo, te enteras que tu antiguo compañero está reclutando gente, y le pides de favor que considere tu CV. Obviamente esta persona recordará cómo la trataste, cómo hablabas con tus colaboradores por teléfono, cómo te expresabas de tus compañeros de trabajo y la serie de conflictos que tenías con todos en la oficina. Seguramente lo pensará, aún así hayas desempeñado tus labores de forma eficiente no querrá contratarte para evitar un clima laboral adverso. Así que piénsalo hoy, trata de llevarte bien con tus compañeros de oficina, pues los gestos hablan más que mil palabras. Comienza esta semana tratando bien a tus compañeros de trabajo, evita meterte en chismes y trata de que tu trabajo y tu buena actitud hablen por ti.

La moneda que te hará ver qué tan amargado eres en la chamba, en este link.

Conoce una anécdota de Miguel Ángel, justo aquí.

Soy Godínez... ¡Soy feliz! en este enlace.