¡Comparte en tus redes!

Los peores superhéroes de la historia

Aunque la industria cinematográfica nos ha regalado increíbles producciones sobre superhéroes, como Guardianes de la Galaxia, Deadpool y la trilogía del Caballero de la noche, no podemos olvidar que nos ha castigado con películas que sólo puedes calificarse como terriblemente malas.

De hecho, muchas de estas cintas aparecen en todos los listados de las peores producciones en la historia del cine, y quienes participaron en ellas desearían jamás haber aceptado los papeles.

  • Hulk (2003). Aclaremos que nos referimos a la película protagonizada por Eric Bana. Aunque el actor australiano ha dado muestra de su talento en cintas como Munich, Hannah, Enviados especiales, y hasta Troya, su interpretación de Bruce Banner fue lamentable. Nada que ver con lo que ha hecho Mark Ruffalo, en Avengers.
  • El avispón verde (2011). Sólo diremos que no todos los actores de comedia son Steve Carell, y difícilmente pueden interpretar papeles serios y recibir nominaciones al Oscar. Seth Rogen se arriesgó mucho al interpretar a Britt Reid, el heredero de un imperio periodístico que se convierte en defensor de la justicia. El problema es que nadie creyó su interpretación. Su actuación fue tan mala que El avispón verde es una de las peores películas de la historia.
  • Batman & Robin. Y ya que hablamos de las peores películas de la historia, no podemos dejar de mencionar la cinta que ocupa el primer lugar en esta categoría: Batman & Robin (1997). George Clooney pasará a la historia como el peor Batman de todos los tiempos. Pero el galán hollywoodense no fue el único responsable de que esta producción fuera un fracaso: Chris O’Donnell, Arnold Schwarzenegger y Alicia Silverstone también contribuyeron.
  • Gatúbela (2004). Los superhéroes de DC Comics pasaron por una mala época durante los ’90 y la primera década del siglo XXI. La ganadora del Oscar Halle Berry manchó su ascendente carrera actoral con esta película que es mala de principio a fin.
  • Daredevil (2003). Antes de que Ben Affleck se pusiera el traje de Batman (dejando mucho que desear), interpretó a Matt Murdock, un joven ciego que se convirtió en el guardián de la zona de la Cocina del Diablo, en Nueva York. En esta cinta no hay ni un detalle que se pueda rescatar. El guion es malo, la dirección poco acertada y las actuaciones son pésimas. ¡Todos queremos olvidar a Colin Farrell interpretando a Bull’s Eye!

Dado que estamos viviendo una época en la que los estudios de cine han apostado por las historias de superhéroes, seguramente esta lista crecerá. Basta mencionar que Batman v Superman y Los 4 fantásticos fueron un fracaso total.