¡Comparte en tus redes!

Los riesgos de estar deprimida durante el embarazo

deprimida_embarazoAunque el embarazo suele ser una época de alegría y emoción, para muchas futuras madres representa un periodo de miedo, estrés, confusión y hasta depresión. De hecho, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés), estima que cerca del 23% de las mujeres presentarán síntomas de esta enfermedad durante la gestación.

De acuerdo con los especialistas, los cambios hormonales propios del embarazo pueden afectar los químicos del cerebro, los cuales están directamente relacionado a depresión y ansiedad. El efecto de estas alteraciones puede ser mayor si se están enfrentando situaciones difíciles o problemas familiares y de pareja.

El problema es que al estar deprimida durante el embarazo puede afectar el desarrollo del bebé. De acuerdo con un estudio realizado en el Reino Unido, las mujeres con depresión persistente en el periodo de gestación son 50% más propensas a tener hijos prematuros o con bajo peso al nacer; además de que tienden a ser menos activos, muestran menos atención, y se agitan fácilmente.

Si no estás segura de estar deprimida, te sugerimos que revises la siguiente lista de síntomas. Si has presentado algunos de ellos, por al menos dos semanas, será mejor que busques ayuda psicológica:

  • Tristeza persistente
  • Dificultad concentrando
  • Durmiendo muy poco o demasiado
  • Perdida de interés en actividades que solías disfrutar
  • Pensamientos recurrentes de muerte, suicidio o desesperanza
  • Ansiedad
  • Sentimientos de culpabilidad o inutilidad
  • Cambios en hábitos alimentarios

Además, los especialistas han podido determinar algunos factores que suelen ser detonantes de depresión en el embarazo:

  • Problemas con la pareja o la familia
  • Historia familiar o personal de depresión
  • Tratamientos de infertilidad
  • Aborto involuntario anterior
  • Eventos de vida estresantes
  • Complicaciones en el embarazo
  • Haber sido víctima de abuso o trauma

En caso de que presentes algunos de estos síntomas y estés lidiando con una situación complicada, te sugerimos que acudas al psicólogo de inmediato. Recuerda que al estar deprimida durante el embarazo no sólo perjudicas el desarrollo de tu bebé, sino que aumentas las posibilidades de que la enfermedad se prolongue hasta el posparto.