¡Comparte en tus redes!

Alessia Di BariLa semana pasada di una clase donde movimos fibras sensibles y todos andábamos movidos emocionalmente; por lo tanto, como recomendación al final, les dije que no era un buen día para tener encuentros sexuales, sobretodo si planeaban tener una noche de sexo salvaje y desenfrenado porque (lo notaran o no) estaban muy sensibles y al igual que con el alcohol, podíamos tener una mala copa sexual.

¿Alguna vez te ha dado la mala copa? Sí, esa que nos ataca sin deberla ni temerla y que no siempre tiene que ver con la cantidad de alcohol ingerido sino con el estado emocional en el que nos encontremos. Pues con el sexo ¡pasa lo mismo!

Cuando tenemos un encuentro sexual se nos mueven emociones, no importa si nos damos cuenta o no, ocurre. Si además, ese día fuimos a un taller, nuestra sesión terapéutica estuvo más intensa que de costumbre o quizá tuvimos una pelea súper fuerte con alguien que queremos y/o nos importa mucho incrementa nuestras posibilidades de mal copear en el sexo.

¿A qué me refiero con esto? Al hecho de que puedes pasar un momento incómodo, que te agarre desprevenido(a) y no sepas cómo manejar. Por ejemplo, una vez le advertí a uno de mis pacientes, lo mismo que a mis alumnos la semana pasada, porque trabajamos algo que lo dejó marcando ocupado y no me creyó. Acto seguido, me marca en la madrugada llorando y desesperado porque estaba escondido en el baño de una chica –que conoció esa misma noche- sin poder parar de llorar y sin entender nada de lo que estaba ocurriendo. Lo escuché y lo ayudé a tranquilizarse para que pudiera salir del baño y atravesar lo ocurrido.

¿Qué puede pasar? ¡Fácil! Que te agarre la chillona (como a mi paciente), que te sientas enojado(a), melancólico(a), triste, eufórico(a), etc. En fin, que no reacciones como generalmente reaccionas en el sexo y no sepas qué hacer, ni cómo comportarte y por lo tanto, pases un momento incómodo que podrías haber evitado. ¿Alguna vez te ha pasado? ¡Cuéntame cómo fue! Sino te ha pasado y ni sabías que esto podía ocurrir, cuando te sientas movido(a) emocionalmente, mejor evita tener un encuentro sexual más intenso de lo normal… no vaya a ser que te agarren de bajada.

Alessia Di Bari