¡Comparte en tus redes!

Malos hábitos que todos tenemos y cómo solucionarlos

Hoy en día es común que la gente hable sobre la importancia de tener un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio diariamente y llevar una dieta balanceada son los consejos más socorridos, pero de nada sirve que te atasques de ensalada si no modificas o eliminas algunos de tus hábitos.

Por su puesto que el tabaco y el alcohol son hábitos nocivos, pero no son los únicos. En tu quehacer diario hay más cosas que en verdad deberías evitar. Aquí algunos ejemplos:

habitos_edit

  1. Morderse las uñas. Para muchas personas morderse las uñas es una reacción automática en situaciones de estrés o angustia, pero este hábito fomenta la propagación de bacterias en tus labios y boca.
    Solución. Pinta tus uñas con algún producto que tenga un sabor desagradable, así lo pensarás dos veces antes de llevártelas a la boca.
  2. No desayunar. Una vez más tu mamá tenía razón. El desayuno sí es el alimento más importante del día. Estudios clínicos revelan que la gente que se salta esta comida no adquieren el nivel necesario de azúcares y proteínas que requiere su cuerpo para funcionar. Por si fuera poco, evitar desayunar propicia la formación de grasa abdominal y la pérdida de colágeno.
    Solución. La respuesta obvia es que desayunes, pero si no tienes tiempo o no te da hambre temprano, procura ingerir un licuado o jugo en los primeros 30 minutos después de despertar. En cuanto tengas oportunidad toma una colación ligera, así tu cuerpo tendrá los nutrientes necesarios para rendir todo el día.
  3. Comer en exceso. Cada día es más común que la gente coma más de lo que su cuerpo necesita o puede tolerar. Este hábito puede generar obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Solución. Cuida tus porciones. Por muy buena que esté la comida, no ingieras más de lo que tu cuerpo puede aceptar. También es importante que elijas alimentos nutritivos y equilibres tu dieta.
  4. Bruxismo. Rechinar los dientes es un hábito inconsciente entre la gente ansiosa y estresada. El problema es que al hacerlo no sólo desgastas tus piezas dentales, sino que puedes ocasionarte una tendinitis en la mandíbula, dolores en los huesos y de cabeza.
    Solución. Practica técnicas de relajación y utiliza placas dentales especiales para evitar la fricción entre tus piezas.
  5. Dormir poco. Todos necesitamos dormir de siete a ocho horas de sueño diario para que el cuerpo se recupere del desgaste del día. Cuando no duermes lo suficiente aceleras la muerte de tus células cerebrales y puedes llegar a sufrir depresión y ansiedad, entre otros trastornos psiquiátricos. Solución. Establece horarios para dormir y respétalos. Procura dormir y despertar todos los días a al misma hora, no importa si es fin de semana.
  6. Enojo extremo. Hay gente tan estresada que explota hasta por el motivo más absurdo. Lo cierto es que este hábito endurece las células cerebrales y disminuye tu capacidad mental. Solución. Aprende técnicas de relajación y dimensiona las cosas. La mayoría de las veces no vale la pena que reacciones de esa manera. Practica ejercicio regularmente para mantener el estrés a raya.
  7. Beber poca agua. A mucha gente no le agrada el sabor del agua simple, así que prefieren tomar jugos, néctares, refrescos u otras bebidas azucaradas. Estos líquidos favorecen la obesidad y el desarrollo de diabetes y problemas cardiovasculares. Solución. Hazte al hábito y toma dos litros de agua simple al día. Tu cuerpo está compuesto en gran parte por agua, por lo que la necesita para mantenerse sano y funcionar correctamente. Además, consumirla te ayuda a tener una piel saludable

Como éstos hay muchos otros hábitos que debes evitar para que tu cuerpo funcione correctamente. ¿Tú cuáles has eliminado?

Cómo influir en los hábitos de tus hijos sin que lo noten, dando click aquí.
Hábitos que toda mujer debe de hacer a partir de los 30, dando click acá.
Hábitos que toda mujer debe de hacer a partir de los 40, dando click de este lado.