Mamá, eres más valiosa que los juguetes

¡Comparte en tus redes!

En diciembre del año pasado un experimento realizado por IKEA demostró que para muchos niños los padres son más importantes que los juguetes que puedan traerles los Reyes Magos.

El título del video publicado en YouTube fue “La Otra Carta”, y muestra una realidad que muchos padres pasan por alto. El material con dos minutos de duración retrata a un grupo de niños que son entrevistados, se les pregunta qué le escribirían a los Reyes Magos y qué le escribirían a sus propios padres. Las respuestas de los pequeños son sorprendentes.

Como padres muchas veces nos preocupamos porque los reyes reciban las cartas que escriben nuestros hijos, pues no deseamos que los pequeños se queden sin sus regalos. Pero pocas veces nos ponemos a pensar que los pequeños necesitan más de sus padres que el regalo más costoso que puedan pedir.

Si echaras un vistazo a las habitaciones de tus hijos podrás ver que están repletas de muñecos, algunos de ellos rotos, sus coches sin llantas o algunos soldados desmembrados. Justamente en estos días conviene que hagas una revisión de sus materiales de juego antes de que envíen las famosas cartas. Tus hijos ya no necesitan más regalos, sino que juegues con ellos.

En ocasiones los niños están solos con sus artefactos de juego sin ganas de jugar, porque no tienen a nadie con quien compartir sus juegos. Los padres están al pendiente de que a los niños no les falte nada material, pero se olvidan de lo indispensable. Un niño necesita la presencia de los padres y de su participación en los juegos y en su vida.

Investigadores y especialistas españoles de la Asociación española de pediatría (Aepap y Sepeap) aseguran que menos juguetes y más juegos compartidos le darán al niño un desarrollo más saludable. Estos expertos recomiendan que los niños tengan más cosas educativas como libros o cuentos y algunas actividades que permitan pasar tiempo con sus padres, como pasear en bicicleta, ir al parque, etc.

Pedagogos y psicólogos infantiles dicen que el exceso de juguetes es malo para los niños. Es verdad que son instrumentos efectivos y necesarios para su desarrollo, pues se divierten, aprenden y comparten. No te vayas a los extremos, es malo que un chiquillo no reciba regalos y es malo que los tenga todos, pues esto limita su imaginación y lo lleva al aburrimiento. Así que ya lo sabes mamá, eres más valiosa que los juguetes.