¡Comparte en tus redes!

Maneja como experto las interrupciones en la chamba

Maneja como experto las interrupciones en la chamba

Maneja como experto las interrupciones en la chamba

Cuando estás en el trabajo cada segundo cuenta, si no te ocupas al 100% de la chamba y te distraes realizando llamadas telefónicas, platicando con el compañero de al lado, yendo a la tienda, etc., pues obviamente no terminarás a tiempo a menos que tengas súper poderes como Flash.

Es cierto que son importantes los momentos en que te distraes y despejas tu mente, siempre es bueno relajarse de la carga de trabajo y aclarar tus ideas. Pero por otro lado, si se te van acumulando las distracciones en tu chamba terminarás con los nervios de punta cuando llegue la hora de entregar tu trabajo o proyecto. Aquí algunas ideas para ponerle un alto a las interrupciones.

1.- Crea horarios. Es muy probable que ya hayas identificado las horas más movidas y las horas donde tienes oportunidad de echar la hueva, diles a tus familiares y amigos cuáles son los momentos indicados en que te pueden interrumpir, usa ese tiempo para salir a la tienda o para realizar alguna llamada telefónica.

2.- Ponle un alto a  los compañeros chismosos. "Es que a veces me da penita decirle que me deje de hablar porque me retrasa con el trabajo", ¿te recuerda algo? A veces es mejor abrir la boca y decir: "Oye, está bueno el chisme, pero me faltan muchas cosas por hacer, en verdad discúlpame".

3.- Menos tienditas. "¿Alguien quiere algo de la tienda?" Ese es clásico entre los Godínez, pierdes tiempo, dinero y te haces más gordo por las golosinas que comprarás en la tienda, si vas acompañado es seguro que perderás el doble de minutos. Ya sabes, el chisme, el cotorreo, caminar despacio y despreocupado, etc. Es bueno convivir y hacer amigos, pero si quieres menos estrés, ahórrate el desperdicio de minutos de trabajo. Mejor sal a la tiendita cuando tengas tiempo libre.

4.- Apaga tu teléfono móvil. ¿Ya checaste tu mail y tus mensajes de WhatsApp? Estar constantemente metido en tu dispositivo electrónico te quita valiosos momentos de productividad, si apagas tu teléfono algunas horas (las más intensas del día) lograrás avanzar más rápido en el trabajo.

5.- Redes sociales. Aunque hayas apagado tu teléfono todavía tienes un poco de distracción si tienes abierto tu Facebook en la computadora, procura no perder tanto tiempo en ver cuántos likes llevas en la foto donde enseñas tu súper escote (chavas) o en darle like o al menos ver las fotos (si te regañan por dar likes) de las chicas que te gustan más (chavos).

6.- Adelántate para prever contratiempos. Nunca faltan las juntas de trabajo o las reuniones con el jefe, esas sí que no las puedes interrumpir, ni modo que le digas a tu jefe: "permíteme, estoy ocupado". Procura prever esos contratiempos, lo ideal es llevar tu trabajo un paso adelante.

7.- Utiliza la técnica de los tres minutos. Algunas de las actividades de tu trabajo te pueden resultar más complicadas, y para evitarlas las dejas para después porque las consideras difíciles o aburridas, pero la técnica de los tres minutos te puede ayudar a realizar la chamba más difícil en menos tiempo. ¿Cuál es la técnica de los tres minutos? Dale click aquí para saber más de esta valiosa estrategia.