¡Comparte en tus redes!

¿Cómo manejar en pareja la muerte de un hijo?

Cuando llega una muerte a tu vida es un hecho sumamente doloroso y un proceso muy difícil de superar. La muerte de un hijo se convierte en un calvario y obliga a los padres a readaptarse a una nueva vida, que se vuelve cruel y vacía.

muerte

En ideas que ayudan tenemos una serie de ideas o consejos que te pueden ayudar a manejar este difícil proceso en pareja.

En entrevista con la tanatóloga Yovana Barón nos dice que cada caso es diferente, hay quienes buscan la ayuda de un especialista en pareja y hay quien lo hace individualmente. Al principio los padres están sumergidos en la tristeza y enojados con la vida, con dios, con el destino y con sus seres queridos.

1.-El primer paso es que quieran la ayuda ya sea en pareja o por separado, pues sea individualmente o no se trabaja con los dos indirectamente.

2.-El amor incondicional a la pareja. Pues en muchos casos los cónyuges se culpan mutuamente por la muerte de su hijo y se provoca una separación. Deben tener bien cimentada la relación. La culpa es de los principales sentimientos negativos y es un proceso muy largo de superar.

3.- La comunicación asertiva entre ambas partes es importante, es decir; ser claros y sinceros, decir lo que realmente sienten, no tomar la bandera de decir “soy el único que sufre”. No tomar distancia y evitar el tema, en pocas palabras poner en los zapatos del otro.

4.- Pedir ayuda terapéutica, para una perdida tan grande la ayuda de los expertos es fundamental, pero esta ayuda depende de las personas afectadas, ya sea que la requiera en el momento o bien cuando estas se sientan listas.

5.- Que la persona deje de ver su pérdida y se concentre en lo que aún tiene, sus demás hijos y en su pareja. Esto lo fortalecerá y la recuperación puede ser más rápida.

6.- Abanico de oportunidades, a lo que se refiera la tanatóloga Yovana Barón con esto es a que se empiece a trabajar en él, o ellos, en las personas que lo rodean, el trabajo, los hijos o en la pareja, actividades que lo alejen de pensamientos negativos y culpas.

7.- Por último, Agradecimiento y acercarlo su fe, y no tanto a su fe religiosa sino a la fe que se tiene en la persona, que se trabaje en hacer el bien, con actos positivos en su comunidad, en el trabajo o con la sociedad en sí.

Con esto la pareja lograra fortalecer su relación luego de haber empezado juntos este camino emocionalmente tan exigente. La pérdida de un hijo trae consigo un dolor inevitable y muy grande, pero puede llegar a recuperarse, hay que respetar las etapas del duelo y mantenerse siempre juntos, llevar una comunicación profunda y sincera.

Algunas de las características de duelo que sufren los padres por la trágica partida de alguno de sus hijos son:

Salud física.

Problemas de sueño, de alimentación, muestran pérdida de memoria, falta de deseo sexual, agotamiento físico, boca seca, irritabilidad a ruidos.

Emociones.

Shock, confusión, sobreprotección a los hijos sobrevivientes, tristeza, culpa, enojo e impotencia.

Creencias.

Cuestionamiento por todo como: valores, principios espirituales, la redefinición de un nuevo sentido de vida.

Con la ayuda mutua y una buena terapia, se podrán recuperar de este desafortunado suceso que llenó de tristeza sus vidas, pero la mayor parte de que se supere es que la pareja así lo quiera, profiere la tanatóloga Yovana.

Notas relacionadas: 

7 razones por las que el amor se acaba. Aquí.

Divorcio: ¿Quién se queda con qué? Aquí.

Cómo hablar de la muerte con tus hijos. Aquí.