¡Comparte en tus redes!

Más allá de la ropa, cómo causar una buena impresión

buena_impresionEn el ámbito laboral siempre es importante causar una buena impresión. No importa si se trata de una entrevista con un reclutador, una reunión con un cliente o una junta con el presidente de la compañía, en cada una de esas ocasiones debes mostrar una personalidad carismática.

Aunque no lo creas, las reuniones de trabajo tienen una importante carga emocional; por lo que mostrar empatía y optimismo puede ser más útil que los conocimientos teóricos que poseas. Incluso, psicólogos de la Universidad de Harvard han afirmado que quienes transmiten calidez y simpatía en la primera reunión causan una mejor impresión, pues son percibidos como gente de confianza.

Así que, si de verdad quieres triunfar en el ámbito profesional, es necesario que trabajes en tu personalidad carismática. Tenemos claro que este concepto puede ser muy abstracto, por lo que hemos retomado algunos consejos de los investigadores de Harvard para causar una buena impresión:

  • Escucha. Evita a toda costa hablar como merolico. Es importante que escuches todo cuanto tengan que decirte y sólo intervengas cuando tengas algo importante que decir. Haz preguntas y expresa tu interés en la conversación con lenguaje corporal.
  • Elogia. Debes tener bastante claro que a la gente le gusta recibir cumplidos, por lo que deberás mostrar admiración por los logros de tu interlocutor o la empresa en la que se desempeña. Eso sí, no debes caer en la adulación.
  • Celular. Lo peor que puedes hacer en una reunión de trabajo (y hasta en una cita amorosa) es tener el celular en las manos y checarlo constantemente. Al hacerlo, tu mensaje es claro: “no me interesas, ni lo que tengas que decir”.
  • Sonríe. Si de verdad quieres causar una buena impresión, debes olvidarte de tu apatía. Es necesario que sonrías y te muestres como una persona entusiasta. Quienes sonríen constantemente son percibidas como personas simpáticas e inteligentes.
  • Aprende. Estamos seguros de que dominas tu profesión a la perfección, pero siempre hay algo nuevo que aprender. Concéntrate en descubrir lo que puedes aprender de cada persona.
  • Palabras. Es cierto que la forma en la que vistes refleja detalles importantes de tu personalidad, pero lo mismo ocurre con las palabras que utilizas y el tono con el que hablas. Así que para causar una buena impresión debes prestar atención a tu vocabulario.

En realidad, para impresionar sólo debes mostrarte como alguien genuino, generoso, sonriente y, sobre todo, capaz de admitir tus errores y reírte de ti mismo.

 

Si tienes una entrevista de trabajo, asegúrate de evitar los errores que se mencionan en el siguiente enlace.