¡Comparte en tus redes!

Materializamos nuestros juicios

Edgar SpringallA veces parece que lo que menos queremos en nuestra vida o lo que más detestamos es lo que materializamos. En muchos talleres me preguntan: ¿Por qué la ley de la atracción funciona mejor para lo malo que para lo bueno?

Realmente no es que la ley de la atracción, como popularmente se le designa al fenómeno de que nuestra consciencia afecta nuestra realidad, tome partido y funcione para lo negativo, sino que simple y sencillamente nos enseña nuestros paradigmas.

Nuestros paradigmas crean nuestra realidad.

Un paradigma es la forma en que se entiende el mundo, agrupa todas las experiencias, creencias, vivencias y valores que repercuten y condicionan el modo en que una persona ve la realidad.

En la física cuántica es un hecho irrefutable que la consciencia afecta, en que la manifestación de la materia y la realidad es producto del colapso de una onda ante la consciencia. Nuestra consciencia afecta notablemente en nuestra realidad, pero el verdadero reto es entender el cómo.

Realmente el mundo cuántico nos enseña un mundo que es consistente con como esperamos que sea nuestra realidad.

Nuestra mente subconsciente nos protege y nos enseña los caminos potenciales basados, en lo que determine sea una realidad consistente para nosotros.

El universo se arregla de tal manera que lo veas consistente a lo que pienses que va a pasar. Esto quiere decir que obedece a las opiniones que tienes de la vida sobre todo los juicios que tienes acerca de ella.

Es imposible ver que paradigma tenemos de la vida, ya que conscientemente podemos pensar algo, pero subconscientemente podemos estar sintiendo de manera completamente distinta, por ejemplo: hay veces que podemos ver que una persona es enojona y, normalmente si le comentáramos eso la persona no lo reconocería. Lo mismo pasaría con nosotros, los programas subconscientes los corremos, pero no los vemos.

Podemos ser conscientes de los programas subconscientes de los demás, pero es difícil ver estos programas en nosotros.

Como es difícil ver nuestro paradigma interno de como vemos la vida la manera más fácil de entender que programas subconscientes corro es a través de mis juicios.

Lo que juzgo se relaciona directamente a mi perspectiva de la vida.

Es nuestro entendimiento en conjunto acerca de la vida la que puede determinar cómo se va a desenvolver nuestra realidad.

Lo que juzgo es lo que atraigo a mi realidad y mi perspectiva de la vida es como se va a desenvolver.

Si mi perspectiva es que la vida es sufrimiento así lo voy a manifestar.

En un mundo en donde aparentemente existe el caos es reconfortante saber, que sí hay algo que controlo acerca de mi realidad y, esto es: “mi perspectiva de como la siento”.

Si dejara de juzgar y simplemente observara la vida, esta cambiaría de la perspectiva de luchar en contra de ella a que convivo dentro de ella.

Los más importante para lograr un bienestar seria soltar todos los juicios.

¿Cómo suelto mis juicios?

El juicio es una estrategia de supervivencia de una voz interna que muchas veces me recuerda el pasado.

  1. Volverme consciente: Lo primero que tengo que hacer para soltar un juicio es reconocer que siempre que juzgo; lo hago de manera inconsciente me tengo que detener y analizar qué es lo que normalmente juzgo y por qué lo hago.
  2. Reconocer el juicio y entender que está para apoyarme: Hay que reconocer que de alguna manera me está tratando de ayudar mi juicio. Por ejemplo: si es un juicio acerca de una persona, puede ser un instinto de supervivencia de que alguien similar me hizo daño en el pasado y mi juicio me alerta para que no me vuelva a suceder.
  3. Agradece el apoyo de tu juicio: Tengo que agradecer y apreciar que mis miedos me están tratando de ayudar. Podemos hablarles: “Gracias miedos y juicios por quererme ayudar, pero ya los entendí y los tomo en cuenta en cómo voy actuar”.
  4. Por ultimo me tengo que preguntar: ¿Este juicio o miedo me va ayudar de alguna manera a ser feliz o que mi futuro sea mejor?
Edgar Springall