¡Comparte en tus redes!

¡Me vas a sacar las canas verdes!

¡Me vas a sacar las canas verdes!

¡Me vas a sacar las canas verdes!

Durante tu juventud (sobre todo en la etapa de la adolescencia), alguna vez tu madre o tu padre te acusaron de ser el causante de sus canas. En México es muy común la expresión "Me vas a sacar las canas verdes", es una frase de uso coloquial utilizada por alguien cuando está muy enojado, alterado o molesto con alguien en específico, generalmente son las madres y padres de familia quienes suelen utilizar este tipo de expresiones, a veces los maestros, entrenadores y hasta las parejas.

Pero... ¿canas verdes? no se sabe el origen de la expresión que señala este color en específico, pero se cree que se usa esta frase para expresar la idea de lo imposible, es decir "me haces enojar tanto que hasta haces que pase lo imposible". Ahora que ya no eres hijo, sino padre ¿tu hijo es el causante de tus canas?

SABIDURÍA QUE AYUDA: Las raíces de los cabellos tienen folículos, cada folículo tiene células de pigmentos de color que producen melanina, un pigmento que le da color al cabello y a la piel. ¿Por qué se pierden estos pigmentos? No los pierdes a causa de los corajes, esa es una falsa creencia que se ha mantenido por generaciones. En realidad las canas aparecen con el envejecimiento. Cuando las personas envejecen las células de pigmentos dentro del folículo van muriendo, esto ocasiona que haya menos melanina para colorear el cabello, que crece en tonos grises y blancos, en vez de negro, castaño, rubio o pelirrojo.

Es importante la correcta comunicación con tus hijos y la paciencia que tengas con ellos, los estudios científicos sobre la adolescencia mencionan que toda la estructura, el conocimiento de sí mismos, la autoestima y el control de emociones que tenían cuando eran chicos, la pierden en esta etapa de la vida.

Hay cerca de cien mil palabras en el Diccionario de la Real Academia Española, pero de acuerdo con las estimaciones de la Academia, las personas utilizan mil cuando se comunican, que equivale al 1% de las palabras; por otra parte, los adolescentes sólo usan 240 vocablos en su comunicación, que es un equivalente al 0,24%.

Un adolescente busca independencia, experimenta una enorme cantidad de nuevas emociones y situaciones, así que lo más conveniente es tratar de ser pacientes con ellos y más comprensivos. Empieza por entender que ellos no son los causantes de tus canas. ¡Y quién sabe! Si eres paciente con tus hijos adolescentes probablemente a ellos les salgan las canas verdes. 🙂