¡Comparte en tus redes!

Mejorando tus relaciones humanas

Armando FrancoEl mejorar tus relaciones humanas es algo que debería ser de los principales objetivos en tu vida, ya que los seres humanos somos seres sociales, vivimos en grupos o comunidades. Siendo la cápsula básica donde nos desarrollamos, la familia.

Las ideas y conceptos que compartiré en este artículo serán de gran valor para poder mejorar tu relación con todas las personas en los diferentes contextos donde te desarrolles.

Es importante iniciar tomando consciencia de que la relación humana se da siempre entre dos personas y que de esas dos personas solamente puedes tener el control sobre una de ellas y esa eres tú mismo.

En la vida profesional y laboral, descubrimos que no basta con tener grandes conocimientos y preparación para lograr el éxito, sino que es también esencial el tener la capacidad de relacionarnos y comunicarnos bien con la gente para poder avanzar y brillar profesionalmente. Por sorprendente que parezca, descubriremos que en los niveles más altos de las grandes empresas e instituciones se encuentran personas que no son ni remotamente las que más saben; lo que sí te puedo asegurar es que son los que mejor han sabido comunicarse con los individuos que interactúan.

Las relaciones humanas se basan en confianza y seguridad. Una confianza alta, es igual a una relación buena y fácil. En cambio una confianza baja o nula es igual a una relación mala y a la defensiva. Por lo que, si analizas bien esto, descubrirás que para tener una buena y fácil relación con otro ser humano lo que tienes que hacer es ganar su confianza.

Para poder comprender mejor los resultados en la calidad de relaciones humanas que generamos, te invito a pensar en la siguiente metáfora: “Las relaciones humanas son como cuentas de cheques”. Siempre que tú defraudes la confianza del otro individuo con egoísmos, groserías, agresividad, desatención, mala educación o deslealtad, es como si de la cuenta bancaria tú retiraras dinero; entre más grave sea el acto cometido, el retiro es mayor. Entonces una gran falta de lealtad o una traición, podría dejar tu cuenta en ceros o en número rojos. La relación estaría rota y en ciertos casos ya sería imposible recuperar. En cambio cada que tú haces algo bueno por la otra persona, es como hacer un depósito en dicha cuenta. Lo ideal es el tener con todas las personas con las que entramos en contacto, cuentas bancarias ricas, abundantes y sanas; entre mayor número de depósitos hagamos, mejor. Si lo hacemos, podremos asegurarnos de que nuestras relaciones humanas serán excelentes.

Estos serían seis depósitos importantes que podemos hacer en nuestras relaciones humanas.

1) Comprender al otro individuo.

2) Prestar atención a los detalles.

3) Cumplir promesas y compromisos.

4) Aclarar expectativas.

5) Demostrar lealtad.

6) Disculparte con sinceridad cuando falles.

Comprender al otro individuo: La gran mayoría de las personas andan por la vida queriendo que todo el mundo los comprenda, que se pongan en sus zapatos y que los apoyen y disculpen de todo. Pero jamás comprenden a nadie, cuando califican o critican a los demás son crueles, duros e inflexibles. Esto es un grave error, inicia comprendiendo tú, para después ser comprendido. Si te conviertes en un individuo comprensivo y compasivo, el día que cometas un error y falles, será mucho más fácil el conseguir que te comprendan.

Prestar atención a los detalles: Existen ciertas acciones que para ti pueden ser insignificantes y las pasas por alto, pero resulta que para la otra persona son puntos muy importantes. A partir de hoy pon más atención en ello.

Con un poco de atención y un esfuerzo mínimo, prestando atención a estos detalles puedes mantenerte haciendo depósitos en tu cuenta.

Cumplir promesas y compromisos: A partir de hoy jamás te comprometas a nada, a menos que estés totalmente seguro de que vas a cumplir. Pero una vez que

hayas hecho el compromiso con alguien, sea quien sea; tú tienes que cumplir, pase lo que pase. Si por cumplir, no te diera tiempo de comer, pues no comas; si por cumplir tu compromiso no pudieras dormir, pues no duermas. Así aprenderás la lección y para la próxima ocasión no te comprometerás tan fácilmente.

Aclarar expectativas: Con toda persona que establezcas una relación, aclara siempre: “qué esperas de mí y que espero de ti”. Así ninguna de las partes se sentirá defraudada. Jamás presupongas, ni des por hecho cosas. Acláralas.

Demostrar lealtad: La lealtad es un valor que consiste en jamás traicionar o afectar la imagen o intereses del otro. Faltar a la lealtad es una de las cosas que más puede afectar la relación, provoca debilitamiento o rompimiento irremediable.

Disculparte con sinceridad cuando falles: Toma en cuenta que nadie es perfecto y que ese “nadie” te incluye a ti. Cuando falles debes de tener el valor de dar la cara y pedir perdón, con la total convicción de no volver a cometer el mismo error.

A partir de hoy te invito a mantenerte haciendo depósitos en tus cuentas bancarias de todas tus relaciones, en todos tus contextos. Si lo haces podrás lograr el mantener maravillosas y largas relaciones humanas.

Armando Franco