¡Comparte en tus redes!

Método Kegel, el secreto que mejorará tu vida sexual

Obtener mayor placer durante el sexo es uno de los grandes deseos de todas las mujeres. Si bien esto dependerá en gran medida de la compatibilidad y comunicación que tengas con tu pareja, también existen algunas técnicas que te ayudarán a tonificar los músculos de la vagina y aumentar la sensibilidad en el momento de la penetración.

En específico estamos hablando del método Kegel, una serie de ejercicios que puedes realizar en cualquier momento y no sólo mejorarán tu vida sexual, sino que te ayudarán a prevenir la incontinencia urinaria y el prolapso (o caída) uterino.

Debes tomar en cuenta que los músculos del piso pélvico, ubicados en la parte interna de la vagina, pierden tono con el paso del tiempo, por el embarazo y si tuviste un parto natural. Debido a ello, la fricción que tiene lugar durante la penetración resulta menos intensa.

Adobe Spark (62)

Para llevar a cabo estos ejercicios lo único que tienes que hacer es contraer las zonas anal y vaginal, como si éstas fueran absorbidas hacia dentro de tu cuerpo. Una vez que hayas dominado el movimiento básico comenzarás a hacerlo por repeticiones.

Siéntate derecha con los brazos a los lados. Contrae la vagina durante tres segundos y después relaja otros tres. Repite esta secuencia 10 veces. Posteriormente irás subiendo el tiempo de contracción y relajación hasta llegar a 10 segundos. Eso sí, debes tomar las cosas con calma y no esperes llegar al tiempo máximo en el primer día.

Otro ejercicio básico del método Kegel es hacer 20 movimientos rápidos de contracción y relajación de los músculos vaginales. Puedes mantener el ritmo si lo acompasas con tu respiración.

Existe una técnica más común para notificar los músculos vaginales y si alguna vez has tomado clases de aerobics la has de conocer. Para hacer este ejercicio tienes que acostarte en un colchoneta o tapete para yoga. Tus brazos deben estar al lado del cuerpo y tus piernas flexionadas.

Antes de continuar, asegúrate de que tus hombros y plantas de los pies estén bien apoyadas. Contrae los glúteos y levanta la cadera poco a poco. Tu espalda alta y los pies deben ser las únicas partes del cuerpo que quede apoyada en el suelo. Regresa a la posición inicial y haz 20 repeticiones,

Es importante que sepas que como en cualquier rutina de ejercicios, el método Kegel requiere tiempo y constancia. Los primeros resultados los detectarás alrededor del tercer mes de práctica, así que no te desesperes si no notas cambios inmediatos.

¿Conocías esta técnica?

Descubre cómo es la vida sexual de una sexologa, dando click aquí.
Checa cuales son los medicamentos que pueden afectar tu vida sexual, dando click acá.
Libros que te ayudarán a mejorar tu vida sexual, dando click de este lado.