¡Comparte en tus redes!

Mexicanos lideran consumo de alimentos procesados

Mexicanos lideran consumo de alimentos procesados

Mexicanos lideran consumo de alimentos procesados

¡Malas noticias! Hasta parece que nos encanta romper récords y estar en el primer lugar de las malas estadísticas, pero no es broma ni una cifra inventada para tirarle mala onda a los mexicanos. México ocupa el primer lugar en América Latina en cuanto consumo de alimentos ultraprocesados, como las bebidas azucaradas y la comida rápida, lo que explicaría que en nuestro país hayan aumentado los casos de obesidad.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Las personas con obesidad severa mueren 8 a 10 años antes que las personas que tienen un peso normal, los expertos estiman que con cada 15 kilos de más, se aumenta el riesgo de muerte en un 30%.

México es el primer lugar en compra por kilogramo de alimentos procesados. De acuerdo con Luz Sujey Romero, especialista en cirugía de la obesidad y en gastrocirugía endoscópica del Hospital General Manuel Gea González, por cada kilogramo de estos productos, el índice de masa corporal aumenta .008, además de que la esperanza de vida se reduce hasta 20 años.

Los alimentos procesados tienen cambios deliberados antes de estar disponibles para ser consumidos. Este procedimiento puede ser tan simple como la congelación o el secado de alimentos para conservar los nutrimentos y la frescura, o tan complejo como la formulación de una comida congelada con el equilibrio correcto de nutrimentos e ingredientes. Las personas suelen optar por estos alimentos por ser de fácil preparación, pero a largo plazo dañan la salud, como las carnes procesadas.

Los alimentos procesados son dulces y adictivos, pero malos para el cuerpo humano, por eso debes evitarlos, aunque los encuentres a bajo precio. Recientemente, la Organización Mundial de la Salud declaró que el consumo de las carnes procesadas y carnes rojas pueden provocar cáncer intestinal. Evita los productos procesados con químicos, te costará un poco de trabajo si no tienes un estilo de vida saludable, pero puedes comenzar con actos pequeños, como evitar el consumo de refresco.