¡Comparte en tus redes!

¿México Fuerte? Sí, pero también México sensible.

Este martes 19 de septiembre de 2017, el destino nos jugó esta loca coincidencia sacudiendo nuestro país con un sismo no tan fuerte como el de 1985, pero lo suficientemente cerca del epicentro como para generar derrumbes y desgracias. Nuestra entereza se puso en juego y a partir de ese momento el coctel de emociones no ha parado.

Nos hemos pegado a los medios de comunicación, que por cierto, hoy son muchos, y nos estamos llenando de imágenes fuertes, historias dolorosas y, todos aquellos quienes vivimos el terremoto del 85, lidiamos con recuerdos impactantes.

No estás loco si estás mareado todo el tiempo, con náuseas, dolor de todo tipo, ansiedad y más síntomas. Lo que tienes son emociones contenidas.

Es importante soltar la presión. Llora por favor, muévete, corre, camina, haz algo. Libera la tensión que es normal en estos momentos.

Nuestra mente es una montaña rusa de emociones y lo que estamos pasando es impactante y doloroso. Somos fuertes, pero no hay que "hacernos los fuertes".

La olla de presión que son nuestros pensamientos y emociones necesita liberar lo que la está llenando antes de que explote, porque de alguna forma va a explotar.

Y una vez liberada la presión hay que continuar, porque nuestro país nos necesita. Aún vienen cosas fuertes como despedir a quienes nos dejaron y reconstruir los daños materiales.

México es mucho más fuerte que esto, pero México eres , somos todos.

Te necesito México Fuerte, no enfermo.

(Esto me lo dije a mí misma hoy, espero te ayude a ti también)

Puedes encontrarme en Facebook como Mariesther Martínez Eroza y en twitter como @mariesthermtz

Mariesther Martínez Eroza