¡Comparte en tus redes!

Mi peor enemigo soy yo

Adrian-GutierrezEn la carrera rumbo al éxito puedes encontrar muchos obstáculos, pero ninguno tan grande como tú mismo, sin embargo al vencerte habrás vencido al rival más poderoso que puedas enfrentar y el resto del camino te será más fácil.

Te comparto nuevamente mi definición de éxito: el éxito es ser hoy mejor que ayer y mañana mejor que hoy; la competencia es contigo mismo y cuando llegas a retroceder debes tener la capacidad de recuperar los pasos perdidos.

Una vez instalada una idea en nuestra cabeza, antes de comenzar a ejecutarla, a quien debemos de convencer primero de que será un éxito será a nosotros mismos.

¿Cuántas veces amaneces con una excelente idea, esa idea que crees que cambiara tu vida? Sin embargo, inmediatamente tu cabeza comienza a trabajar en cómo no será posible realizar tu proyecto, comienzas a tener pensamientos como: Creo que no esta buena mi idea, seguramente a alguien más ya se le ocurrió, nadie me va a poyar, ¿y si alguien me la roba y me quedo sin el crédito? ¿de dónde voy a sacar el dinero para realizarla? Todos estos pensamientos van bajando tu entusiasmo y al cabo de unas cuantas horas acabas archivando tu idea en el cajón donde has guardado cientos más.

La realidad es que por nuestro cerebro pasan más pensamientos negativos que positivos, y mi pregunta para ti es ¿qué cuesta más trabajo, tener pensamientos positivos, o tener pensamientos negativos? La realidad es que cuesta el mismo trabajo tener ambos pensamientos.

¿Entonces por qué tendemos a pensar negativamente? Porque pensar positivo conlleva una siguiente tarea, ejecutar nuestros planes. Sin embargo al pensar en negativo, todo eso nos llevara a renunciar y no hacer nada.

Por eso nuestro primer enemigo eres tú mismo, con quien primero debes luchar es contra ti. Cambia el “no se puede” por el “sí se puede”, cambiar el “cómo no es posible” por el “cómo le hago”. Sé que una gran empresa asusta, pero cuando comienzas a trabajar, esa gran empresa se va partiendo en metas más pequeñas, metas con las que puedes lidiar paso a paso y más fácil mente, pero eso no lo descubrirás si no te pones en marcha.

Cuando una idea se te ha instalado en la cabeza y has decidió realizarla, el universo conspira para que vayas encontrando paso a paso el camino que te llevara a tu meta final.

Sin embargo para que todo esto suceda tienes que ganar la primera gran batalla, que es creer en ti, creer en tus ideas y creer que es posible. Si puedes vencerte a ti mismo, todo lo demás será más fácil.

Domina a tu yo negativo que existe en ti y súplelo por tu yo que todo lo puede.

Adrián Gutiérrez