¡Comparte en tus redes!

Cómo explicarle a mis papás que mi [email protected] me acosa

Tan fácil como ir a la escuela, además de aprender, ir a disfrutar de los momentos con los compañeros y amigos de banca, donde las pláticas, la confidencia y toda la buena onda del colegio, se arma en mares de historias.

Lo malo es cuando le cae "caca al pasto" y te llega a tocar una situación de acoso, que rompe con tu buena racha escolar, haciendo que busques maneras de huir de ella, más cuando es tu [email protected] quien te acosa.

¡Qué hacer!?

acoso

Aunque tu [email protected] es una autoridad para tí en la escuela y debes [email protected], lo mismo aplica en su caso, por lo que eso de andarte acosando, no le va ni en edad, ni le otorga el derecho de hacer contigo lo que guste.

 ¡Ármate de valor con tus [email protected]!

 La tecnología en las mejores situaciones y bajo sus mejores aplicaciones, juega como una herramienta de documentación de casos, cuando se trata de difundir algún tema o problemática social.

La tecnología es como el karma, agarra parejo con todos y, sin filtros, muestra realidades; de entrada si tienes forma de documentar esas ocasiones en las que tu [email protected] te acosa, ya sea con abrazos, caricias o bromas de mal gusto que rayen en lo obsceno, pídele a un valedor o valedora que te eche la mano grabando de manera infraganti al [email protected] de tu [email protected], de manera de que cuentes con un arma que avale tu caso y éste pueda ser manejado por las autoridades de tu escuela, así como en tu casa, además de con la policía, especialmente si eres menor de edad.

El terrible acoso sexual

Cuando quizá no cuentes con material audiovisual o con amigos que quieran apoyarte por miedo a ser amedrentados por su [email protected] (cosa que no debería pasar), puedes valerte de tus propios gadgets y grabar posibles insinuaciones en las que tu [email protected] deje en descubierto las frases con las que te acosa y te podría hacer sentir incó[email protected] como la manera en que luces a base de constantes y desagradables halagos.

Cómo decírselo a tus padres

Si te pones muy [email protected] o te dan ganas de llorar por pena o miedo a qué puedan pensar sobre la situación, acércate a tus padres sabiendo que ellos han trabajado siempre por apoyarte y comprenderte, haciendo siempre énfasis en tu autoestima; ten por seguro que cualquiera que sea la situación, ellos buscarán la forma de apoyarte, sin ponerte en vergüenza y restableciendo la paz en tí y en tus actividades de la escuela.

Por otro lado, si la situación que vives con tus padres es compleja o por algún motivo no vives con ellos, siempre ten en cuenta que en tu vida habrá un tutor, familiar, pariente o amigo que te podrá ayudar e incluso, una autoridad que hará valer tu palabra y tu seguridad.

En caso de que ninguna autoridad o persona mayor de edad  cercana quisiera atenderte, puedes acudir al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), llamando al 5262 14 90, así como al Centro de Apoyo Socio Jurídico a Víctimas de Delito Violento (ADEVI) o al Centro de Atención de Riesgos Victimales y Adicciones (CARIVA) al teléfono 53 45 55 98, donde la atención telefónica se da las 24 horas del día, los 365 días del año.

Recuerda, jamás estás [email protected], tu familia, seres queridos y la autoridad de protegen.

NOTAS RELACIONADAS

Ayúdalo a superar el acoso escolar. Aquí.

Enséñale a tu hija a protegerse del acoso. Aquí.

Señales de que tu hijo sufre bullying. Aquí.