¡Comparte en tus redes!

Miedo al éxito

Adrian GutierrezLa semana pasada escribí sobre el miedo, y ahora lo voy ampliar un poco más, el miedo al éxito, y usare como ejemplo a nuestra selección mexicana sub 23, hoy participando en los juegos olímpicos.

¿Pero por qué tenemos miedo al éxito? el domingo jugo la selección mexicana contra la selección de Fiji, una selección amateur que había sido goleada 8 a 0 en su primer encuentro.

¿La selección mexicana iba a ganar? Claro, eso no estaba en duda, sin embargo iba a pasar muchos problemas para lograrlo y es una historia que se repite frecuentemente.

La selección mexicana sabe jugar de victima mas no lo sabe hacer de favorito, la realidad es que los mexicanos no sabemos ser exitosos, ¿a qué se debe esto? En nuestra cultura está mal visto asumirnos como superiores, decimos que se pierde piso, que se deja de ser humilde, nos convertimos en egocéntricos, en presumidos en pedantes si tomamos el rol de ganadores.

Así siempre vas oír el típico discurso de vamos a dar todo, el rival también cuenta, no podemos confiarnos, nadie es favorito discurso mediocre que lo puedes oír cada semana también en la liga mx.

Asumirte como favorito implica la responsabilidad de ganar, de trabajar más para sustentar tus palabras, implica compromiso con la victoria y no sólo participar a ver qué sale.

Admiramos y ponemos como ejemplo a naciones ganadoras como los Alemanes, sin embargo no los imagino dando discursos de vamos a competir y dar todo; ya veremos cuál es el resultado.

Así cuando enfrentamos equipos como Fiji, San Vicente, Martinica que somos sumamente favoritos se dan partidos desastrosos donde aparte siempre acaban uno o varios jugadores lesionados, el resultado siempre es a favor, pero dando espectáculos deplorables.

Sin embargo pasa todo lo contrario cuando se juega contra una potencia, como hace 4 años, México jugaba contra Brasil la final en Wembley ¿Quién era el favorito? Brasil, no había duda, México era solo un escalón más para los Brasileños rumbo al Oro olímpico, así México se siente sumamente cómodo, no tiene la obligación de ganar, de hecho todos asumen que va a perder, así que si pierdo no hay problema, también puedo dar el mejor partido y perder, eso pasa frecuentemente y nadie me lo va a reprochar, y por ultimo si gano, es una historia épica.

Lamentablemente ya no estamos para ser víctimas, nuestros resultados en los últimos años han sido muy favorables y eso nos asusta, nos asusta asumir la responsabilidad de siempre salir a ganar no a participar y eso tiene que cambiar, México cuando menos en futbol es una potencia y los números lo avalan.

Siempre he tenido la tesis de que el deporte en México es un reflejo de nosotros como sociedad, y lo mismo pasa con nuestro desempeño diario, ¿Quién se asume como un ganador y se lo dice a todo el mundo? ¿Quién sale todo los días a ser mejor, a dar un paso más y no sólo a participar? El éxito empieza con una mentalidad ganadora y aunque victimizarnos nos pueden dar algunos resultados, no son éxitos constantes y duraderos.

Excelente mita de semana.

Adrián Gutiérrez