¡Comparte en tus redes!

Miedos sexuales comunes en los hombres

¿Cuál son tus miedos sexuales? Por fin saliste con esa chica con la que tanto habías soñado y estás a punto de intimar con ella, la cabeza te comienza a dar vueltas, te pones nervioso y comienzas a dudar de que en verdad le gustes, ¡es más! ¡Todavía no te la crees! Has estado con varias chicas pero ninguna como ella, es muy diferente a las demás chicas con las que habías estado, es tan especial para ti que también quieres ser especial para ella.

Miedos sexuales en los hombres

Tus miedos empiezan a surgir, estás tan nervioso y emocionado a la vez que hasta las manitas te comienzan a temblar. En tu mente aparecen las preguntas “¿Y si no la complazco? ¿En verdad le gusto? ¿Daré el ancho?”

¡No te preocupes! Relájate, todos los hombres llegamos a tener ciertos temores, lo importante es solucionarlos. A continuación te mostramos los miedos más comunes en los hombres y después te mostramos algunas maneras de vencerlos.

Miedos comunes en los hombres

Uno de los miedos más comunes que tienen los hombres es no lograr una erección durante el acto sexual. Curiosamente angustiarse pensando en ello hace que esas experiencias ocurran.

Otro temor es la eyaculación precoz, esto dejaría a su pareja insatisfecha y la reputación de él quedaría por los suelos. Sin embargo, hay encuentros con tanta estimulación previa que para ambos es difícil contener el orgasmo y llegar al placer en breves minutos.

¡A no complacerla! A él le preocupa si la mujer no disfruta el sexo con él, si se queda con la duda después se planteará si fue por su culpa, esto le preocupa tanto que hasta puede tener problemas de erección.

¡A la apariencia! Se sienten avergonzados con su cuerpo desnudo y dudan que a su pareja le guste lo que ve. Las mujeres se preocupan más por esto, pero la idea tampoco escapa de la mente masculina. La buena autoestima ayuda mucho.

El tamaño. Se hacen bastantes bromas al respecto, tanto que siempre será un tema de preocupación. Muchos hombres se la pasan pensando si el tamaño de su pene será bueno. Lo importante es la técnica sexual que utilicen.

A la mayoría les preocupa no conseguir complacer a su pareja, no lograr que ella alcance el orgasmo o no lograr que esté satisfecha. Muchos relacionan la cantidad de orgasmos con el disfrute y la plenitud sexual. Por lo general, esta preocupación se acentúa la primera vez, pero se trata sólo del comienzo y faltan muchos encuentros para localizar la sintonía sexual. Lo mejor es disfrutar el momento y esperar que lo demás se resuelva con el tiempo.

¡Miedo a no ser un experto! No es necesario ser todo un experto sexual, es mejor que en la pareja vayan aprendiendo los dos juntos. Algo que supera a la experiencia son los detalles y la atención.

Solucionando el problema

¡Vas muy bien! Sigue leyendo

¡Vas muy bien! Sigue leyendo

Ahora vienen las ideas que ayudan, lo primero que debes de hacer es dejar de preocuparte por cómo harás las cosas y dejar que todo ocurra de manera natural. Trata de relajarte y deja de pensar en las cosas que te dan miedo.

Deja de presionarte. Tener miedo a no desempeñarte bien o a no satisfacerla no te dará ningún beneficio. Es necesario que modifiques tu manera de pensar.

No todo es ganar. Aquí debes dejar de ser competitivo, no busques ser el mejor, en vez de eso disfruta el momento, disfruta de la compañía de tu pareja. Enfocarte en ganar sólo te hará parecer un chico que necesita validación.

Ten en mente que el tamaño no importa, el doctor Juan Carlos Kusnetzoff, reconocido sexólogo, asegura que hay mayor satisfacción en el clítoris, un área mucho más estimulante que la interna. Por lo tanto no importa si es camión o bochito, sino más bien saberte mover por la carretera.

Una investigación publicada por el British Journal of Urology mostró que 85 por ciento de las mujeres encuestadas estaban satisfechas con las medidas del pene de sus parejas, al tiempo que sólo 55 por ciento de los hombres estaba contento con sus genitales. Esto nos dice que a ellas no les importa y que nosotros nos preocupamos demasiado.

Deja de juzgarte. Tu autoestima no está vinculada al desempeño sexual. Eres una persona completa con distintas virtudes. Un aspecto no debe definirte. Haz una lista de tus características positivas que te ayudan a ti y a las personas alrededor.

No te compares. Compararte con otros puede ser muy peligroso. Tu desarrollo sexual es un aspecto particular y único en tu vida. No te dejes llevar por la presión de grupos de amigos o por comentarios machistas. Podrías cometer el error de inmiscuirte con una mujer con la que no quieres, sólo por seguirle la corriente a los demás. Los hombres también tenemos derecho a decir “no”, por muy machos que nos sintamos.

Busca ayuda. Cuando de plano el problema es serio y el soldado nomás no quiere levantarse a combatir, es momento de buscar ayuda de forma urgente y no dejar pasar más tiempo. Podrías tener otras enfermedades donde la disfunción eréctil sólo sea una parte del problema. Si te cuesta mantener una erección o tienes eyaculación precoz, busca a un médico especializado.

Acompaña tus encuentros sexuales con música romántica, la que sea del agrado de ambos de preferencia. Te verás más detallista con ella.

Descubre cómo perder el miedo al hablar de sexo, dando click aquí.
¿Sabes a qué edad dejan de tener sexo las parejas? Da click acá.
Piérdele el miedo a entrar a una sex shop, dando click de este lado.