¡Comparte en tus redes!

Mindfulness ¿Qué es y para qué sirve?

Armando FrancoEl término Minfulness significa: Atención Plena, Plena Consciencia, Presencia Mental y Presencia Plena/Consciencia Abierta entre otras. En este artículo utilizaré  la traducción más utilizada en este momento que es "Atención Plena".

Algunas personas piensan que esto es un concepto nuevo e innovador, debido a que se encuentra de moda. Pero en realidad no es así, es algo de lo que los grandes maestros nos han hablado desde hace miles de años, por lo que consideré importante hablarles de esto en esta ocasión.

En cuanto a este tema, una ves más occidente tiene la triste cualidad de tomar un conocimiento profundo y trascendente para diluirlo, deslavarlo, desvalorarlo y prostituirlo. Occidente es experto en márketing y en saber cómo monetizarlo todo. Al parecer las enseñanzas de Jesús o el Buda al decirnos que debíamos mantener una atención consciente, no vende tanto como hacerle creer a la gente que aquí tenemos algo novedoso y revolucionario llamado Mindfulness.

Algo parecido a sucedido en la practica del yoga en el cual originalmente fue usado para fortalecer el poder de nuestra atención y dominar el ego, sin embargo hoy vemos en televisión a hombres y mujeres guapos y bellas, semidesnudos practicando y promoviendo el yoga, pero más bien como un culto a la vanidad y al fortalecimiento del ego, incluso ridículamente hoy podemos ver que existen competencias y campeonatos del Yoga. Ridículo, definitivamente.

Una vez más con el Mindfulness vemos el reinvento del hilo negro.

 Definitivamente la atención tiene una importancia esencial, ya hace miles de años el Buda decía: “La Atención es todo poderosa en todo momento y lugar” “Los que están atentos están vivos, los que no están atentos es como si ya hubieran muerto”. Si estuviéramos más vigilantes podríamos controlar mejor nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestras acciones.

Es importante señalar que el Mindfulness por el Mindfulness, no sirve de nada si no se apoya en dos pilares básicos y estos son: La Ética y el entendimiento correcto o desarrollo de la sabiduría. Se puede estar profundamente concentrado en cosas absurdas y atroces, como por ejemplo: Un secuestrador puede estar absolutamente concentrado al torturar salvajemente a su víctima, o un violador en absoluta concentración podría abusar de una muchacha.

Definitivamente la atención consciente es fundamental para poder vivir una vida plena, sana y feliz, pero ¿de qué serviría decirle a la mayoría de personas hoy en día "Relájate, concentra tu atención"?, si decirle esto a personas que están siendo bombardeados continuamente por estímulos e información en un mundo que corre a mil por hora y donde todo urge para ayer, es realmente inútil. Seria como decirle a una persona con sobre peso y pésima condición física: “Es fácil, solo tienes que correr el maratón”.

A la mayoría de las personas sería importante ir paso a paso por medio de un método, ejercicios y disciplina (Meditación), el poder ir accesando a la atención plena.

Yo te recomendaría comenzar por abrir tu percepción y sensibilizarte más la próxima vez que te vayas a bañar. Busca hacerlo de una manera diferente, concéntrate en el momento presente, se consciente de la deliciosa sensación que produce el agua al acariciar tu cuerpo. Cuando camines por un parque escucha con total atención el canto de los pájaros, el aroma del pasto recién podado, percibe el viento soplando y acariciando tu rostro. “Cuando camines, camina; cuando comas, come; cuando te rías, ríe”. Cada que puedas lleva tu atención a las sensaciones de tu cuerpo, date cuenta de lo hermoso y delicioso que es una acción tan simple como respirar. Cada que puedas haz esto conscientemente y busca que cada día los lapsos de tiempo sean más grandes.

Trabaja día con día para que el poder de tu atención vaya creciendo poco a poco.

Una de las más importantes y valiosas recomendaciones que te puedo hacer es el que comiences a practicar la meditación. Busca un centro de calidad en el que te puedan enseñar a hacerlo y comienza a meditar. Al principio podrás hacerlo solamente por 5 minutos, ya que al estar en silencio, sin hacer nada y con los ojos cerrados, puedes sentir que te vuelves loco o te desesperas, ya que no estás acostumbrado a verdaderamente estar sin estímulos externos y centrado en tu interior. Vence esto y continua haciéndolo todos los días. Busca que cada día sea más tiempo, hasta que algún día te puedas convertir en una especie de atleta de la mente y logres estar en meditación profunda por sesiones de una hora. Esto verdaderamente valdrá la pena y será sumamente importante para alcanzar una buena calidad de vida.

Armando Franco