¡Comparte en tus redes!

El mismo camino nos lleva, al mismo lugar

Martha-Sanchez-300x201Sabemos que si queremos ir otro lugar, necesitamos tomar otra ruta. Es igual con nuestros pensamientos, si queremos crear una realidad diferente, debemos tomar pensamientos nuevos. Hemos hablado una y otra vez, cómo los pensamientos no son en abstracto, que son energía y atraen a su igual. Que son nuestros pensamientos recurrentes, cargados de emociones, los que diseñan nuestro destino.A menos que nos hagamos conscientes de que, por pensar como pensamos, estamos viviendo lo que está pasando. No lograremos cambiar nuestras experiencias.

 Merecemos una vida como la soñamos, necesitamos darnos permiso de soltar los viejos pensamientos de miedo, agradeciéndoles lo que han hecho por nosotros, pero haciéndoles saber, que ya no los requerimos, que ahora hemos escogido crear pensamientos basados en el Amor.

 Nadie dice que será fácil, pues es un hábito nuevo de pensamiento. Nosotros podemos seleccionar a libre albedrío, ¿Qué tipo de pensamientos queremos tener? ¿Dónde quiero poner mi atención? qué quiero estar hablando, leyendo, escuchando, etc. Piénsalo, si estamos leyendo, viendo, escuchando y repitiendo cosas negativas que nos provocan miedo e inseguridad, ¿Cómo crees que nos vamos a sentir? 

Sabemos que lo que se siembra, se cosecha. ¿Qué semillas estoy sembrando, qué frutos me va a dar? Suena lógico, verdad? No tenemos que cambiar de pareja, ni de país o profesión, con que cambiemos nuestro diálogo interno y nuestra atención, nuestra realidad cambia, la cosecha es diferente, no por suerte, no porque Dios quiso, más bien porque cambiamos la semilla.

 ¿Te das cuenta? Es más fácil de lo que creíamos y sí depende de nosotros, no va a pasar en automático, ni por suerte.

 Necesitamos hacernos responsables y manifestar nuestro poder interno.

Imagínate si tú cambias tu pensamiento y dejas de ser cómplice de lo negativo y yo también y le damos poder a lo que si queremos, hablamos de eso, lo imaginamos y ponemos nuestra energía en eso, qué crees que pasaría.              

 Quizás tú y yo pensemos que no podemos hacer ninguna diferencia, pero es un inicio y si lo hacemos, créeme que vamos a atraer a personas y situaciones que nos reflejen nuestros nuevos pensamientos.Pensarás, con sólo pensarlo se dará el cambio? El pensamiento es el inicio, pero claro qué hay que tomar acción, hacer que suceda!

 ¿Y cómo vamos hacer eso? Pensando bien, hablando bien y haciendo el bien. Siendo coherentes entre lo que deseamos, lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. Tiene lógica, verdad? Si tú lo haces, ellos lo hacen y yo también, verás que poco a poco vamos trasformando esta realidad a una que vaya en sintonía con nuestros deseos de un mundo mejor.

 Las crisis son para crecer, nos brindan la oportunidad de ser creativos y buscar nuevas alternativas. Aprovechemos el impulso para cambiar aquello que no nos gusta. Todo empieza por un pensamiento, piensa bien y acertarás!                                 

 ¿Qué dices, le entramos al cambio y hacemos de este mundo el lugar que queremos y merecemos para vivir? ¿Quién dijo yo?

 Bendiciones 

Martha 

Martha Sánchez Navarro