¡Comparte en tus redes!

Mitos y realidades de la virginidad

Mitos y realidades de la virginidad

Mitos y realidades de la virginidad

La sexualidad es uno de los temas que más llaman la atención de los jóvenes, la mayoría de las chicas vírgenes tienen curiosidad sobre este tema, cuando no se tiene la información correcta algunos mitos podrían perjudicarte, evita tener información falsa. Aquí algunos mitos y realidades de la virginidad.

1.- La primera vez duele. Es un mito asegurar que siempre dolerá la primera vez, podría pasar, pero no es una regla general. Esta creencia se asocia al rompimiento del himen, pero no tiene nada que ver, pues es una membrana tan delgada que ni se nota al romperse. Si duele la primera vez es posible que sea por los nervios, que provocan que su cuerpo no esté relajado o por una mala posición.

2.- Hay cambios físicos. Es mentira que cuando las mujeres tienen sexo por primera vez se les arqueen las piernas o se ensanchen las caderas. el haber tenido sexo no provoca ningún cambio físico en la mujer, ni en el hombre. no es posible saber si una mujer ha tenido sexo mirando su estructura física.

3.- El himen es la prueba de la virginidad. Es una membrana frágil y delgada que está en la entrada de la vagina de la mujer, si una mujer no lo tiene no significa que ya haya tenido relaciones sexuales, se puede romper con una caída o por un movimiento brusco. Por otra parte, si ya tuviste tu primera relación sexual y aún tienes himen (es una membrana elástica que se puede estirar y reacomodarse), tampoco significa que sigas siendo virgen, la definición de virgen es "persona que no ha tenido relaciones sexuales". El himen no sirve para comprobar la virginidad.

4.- Debes de sangrar en tu primera relación. Esto también es completamente falso, el sangrado en la primera relación no es un signo de virginidad, si hay una buena lubricación en el previo no tiene porqué haber sangrado ni dolor.

5.- Es mejor que la primera vez sea de misionero. Esto también es falso, no hay una postura correcta o ideal para la primera vez, es mejor usar una en la que los dos se sientan cómodos. si hay dolor es porque ella no está relajada. Para que la penetración no cueste trabajo, es mejor iniciar con caricias y hacer que ella se sienta más relajada y excitada. En otras palabras, que lo disfrute y elimine nervios.

6.- Si eres virgen a los 20 eres rara. Completamente falso, mantenerse virgen es una decisión personal e íntima, no hay ningún problema con esperar, al contrario, eres dueña de tus propias decisiones, nadie te puede obligar o presionar a tener relaciones sexuales. Incluso, si quieres mantenerte virgen hasta el matrimonio es una decisión muy respetable. No eres ni más ni menos si pierdes la virginidad, a temprana edad o muy grande.

7.- La virginidad se puede recuperar. Aunque aparezca un cirujano plástico ofreciendo reconstrucción de himen, lo que pasó, pasó, no hay marcha atrás. Pero no te aflijas, que ya no seas virgen no significa que hayas perdido valía personal. Como dijimos en el punto anterior, no eres ni más ni menos si pierdes la virginidad.