¡Comparte en tus redes!

Maryfer Centeno

¡Mujeres!... ¿qué tipo de calzón usas? y te diré ¡qué tan sensual eres!

¿Eres sensual? ¿Qué tipo de ropa interior te gusta?

Pero ¿qué tiene que ver esto con dibujar ropa interior? Que la ropa interior como la sensualidad muchas veces y durante muchos años fueron temas secretos escondidos como si se tratara de algo malo; hoy sabemos que es natural y que tenemos que aprender a disfrutar y sobretodo aceptarnos tal y como somos.
Conoce que tan sensual eres...
¿Usas...
Calzón de abuelita.
No te espantes no tiene nada de malo lo que es un hecho es que es muy cómodo. Te has vuelto despreocupada y a veces no te sientes lo suficientemente bonita. Te gusta la diversión sin embargo, aunque estás consciente que el físico no es lo más importante, muchas veces te has descuidado.
Tu grafo terapia sería escribir más grande y en color rojo. Atrévete a hacer eso que no te has atrevido hacer. Atrévete a sacar tu sensualidad.
A partir de hoy usa pura tinta de gel.
Tanga.
A ti, en cambio, te gusta usar ropa interior diminuta; eres revolucionaria, aventada, segura de ti misma, extrovertida, sociable y siempre consigues lo que quieres.
Si, de repente no tienes límites y te encanta provocar reacciones.
Calzón tipo bikini. 
Tú eres práctica, eres una mujer de soluciones; tienes una enorme capacidad de adaptación, te gusta compartir con amigos y con familia; eres responsable y has logrado un gran equilibrio.
Hipspter o cachetero.
Te gusta ser diferente, eres independiente, prefieres ser jefa a subornidada, te gusta la responsabilidad. A veces te consideran dura al tomar decisiones pero tienes fuerza y valentía.
Encaje.
¿Así o más sensual? No solamente te gusta provocar, te gusta sentirte bonita y sumamente deseada, eres una persona que conoce el arte de la seducción y de la feminidad; sabes perfectamente bien que ser mujer es un arma extraordinaria que puedes utilizar siempre a tu favor. Además la coquetería es tu fuerte en la vida, tienes facilidad de trabajo y generalmente son buenas vendedoras tanto de ideas como de productos.
Bóxer.
Eres el caso contrario del encaje; te gusta ser fuerte pero a veces tienes miedo a aceptar tu propia debilidad, consideras que tienes que verte incluso más masculina. Si te gusta andar cómoda pero le temes a tu fragilidad.
Eres el caso típico de corazón de pollo.
En conclusión la sensualidad es natural e inherente a los seres humanos; la cosa está en aprender a reconocerlas para disfrutar más, no solamente de la sexualidad sino también de los placeres que nos ofrece diariamente la vida como caminar, ver los árboles, platicar con alguien, entre otras cosas. La sensualidad tiene la palabra: sentido, por lo tanto todo aquello que te haga sentir tiene que ver con la aceptación y el desarrollo de tu sensualidad.

Maryfer Centeno