¡Comparte en tus redes!

Edelmira Cardenas

NAVIDAD ¿SEXUAL?

 

En esta época decembrina, centros comerciales y tiendas de autoservicio se ven abarrotados por aquellas personas que buscan con desesperación el regalo ideal para sus seres queridos, solamente quiero recordarles aquella famosa campaña "regale afecto, no lo compre". No necesitas abusar del regalo chocolates, peluches o un anillo, para que te tenga presente; marca su memoria de otra manera, esmérate y hazle sentir cuanto la amas, cuanto la deseas, y cuanta pasión sientes por ella (él).

 

Aprovechemos esta Navidad en que los sentimientos están a flor de piel, para demostrar el amor, el afecto y el cariño que los une, pero si las cosas no están bien entre ustedes, es una maravillosa oportunidad para buscar el perdón y el buen entendimiento de su relación.

 

La noche podría empezar con una cena preparada con amor e ingredientes eróticos que logren elevar la temperatura a esta festividad, por ejemplo: se iniciaría con un placer moreno, de por sí es un deleite, un rico chocolate caliente. El beber un sorbo de esta bebida endulza no solo la garganta de tu pareja, sino también erotiza tu lengua segregando mayor cantidad de saliva ideal para un gran beso, cachondo y apasionado.

 

Siguiendo el menú romántico pon unas aceitunas sobre una galleta untada con queso crema y una gotita de chile chipotle, esto dará un tono sofisticado a la velada, pero al mismo tiempo les permite iniciar un juego en donde tu tomas el bocadillo y se lo das a ella en la boca.

 

El platillo ideal son los cortes finos de res y salmón (los preparas como desees), un buen ejemplo es un exquisito carpaccio, con estos dos ingredientes ninguno de los dos sufrirá de pesadez estomacal, garantizando un derroche de pasión en las horas siguientes.

 

Al ir subiendo el calor en ambos, es necesario agasajar a tu ser amado con un exquisito sabor del vino blanco, gracias a este licor, la temperatura de los dos se elevará, se desinhibirán, y es probable que inicien con una serie de juegos y caricias.

 

Al ir transcurriendo la noche pueden poner sobre la mesa una cestita llena de fresas, que con su textura rugosa y al ponerlas en contacto con los labios (así como en otras partes del cuerpo), eriza cada centímetro de la piel. Al mismo tiempo será excitante observar como come la fruta, y para ella será aún más placentero si no cesas de acariciarla.

 

Así transcurrirá la noche en un ambiente ideal entre buena plática, música acogedora, sorbos de vino blanco, brindándole nuevas y gratas sensaciones; se dice que el sexo y la comida pueden ser un detonante orgásmico para compartir con tu pareja. Que mejor manera de pasar una NOCHE realmente BUENA.

Edelmira Cárdenas