Ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande

¡Comparte en tus redes!

En la vida nos vamos a encontrar con una cantidad absurda de personas que se van a reír de nuestros sueños y otra cantidad aún más absurda que se empeñará en convencernos de que desistamos de ellos. Van a ser tan insistentes o cercanos que incluso, muchas veces estarán a punto de convencernos, y si no somos fuertes tendremos que enfrentarnos al “matasueños” más difícil de todos. Nosotros mismos. Si llegas hasta ese punto borra de tu cabeza todos los comentarios negativos que te hayan hecho y centra tu atención al lugar más importante de todos. En donde reside tu guía y gurú. El lugar de donde tu verdad habita. Tu corazón.

Todo el mundo siempre va a tener una opinión de qué es lo que debes de hacer con tu vida, pero quien realmente vivirá con los errores que cometas, serás, tú. Quien viva arrepentido por no haberlo intentado lo suficiente, serás tú.

Soñador, busca dentro de ti y retoma ese sueño con más tenacidad que nunca.