Niños entran en un difícil dilema... ¿tu hijo que decidiría?

¡Comparte en tus redes!

Al parecer la policía de Washington tenía mucha razón al decir que cuando se cumplen todos los deseos de los hijos durante la infancia se crean muchachos con la mentalidad de que “todos son sus sirvientes”, pues un experimento social puso a algunos niños en un difícil dilema.

En la prueba se entrevistó a niños de escasos recursos y les preguntaron cuál es el regalo que pidieron para esta Navidad, en la entrevista también se les cuestionó sobre el regalo que habrían pedido sus madres.

Al final de la charla, los entrevistadores le daban a los niños el regalo que ellos más deseaban y el regalo que ellos consideraron que haría feliz a sus madres. Pero después de esta entrega llegó el reto más difícil para ellos. El siguiente video muestra lo que pasó con estos pequeños y la decisión que tuvieron que tomar.

El video es demasiado conmovedor, muy parecido al experimento social que se realizó la empresa IKEA en diciembre del 2014, en donde los niños tuvieron que escribir dos cartas, una para sus padres y otra para los Reyes Magos.

Todo esto deja muchas enseñanzas y una de ellas puede ser, como lo mencionamos al principio (en el primer párrafo de esta nota para ser exactos), un niño que aprende a lidiar con la frustración y aprende que no todo se puede conseguir se vuelve una persona más abierta a las necesidades de los demás, en este caso a las de los padres. Recordemos que el experimento social se hizo en niños de escasos recursos, ellos decidieron que al final es más importante la familia que las cosas materiales.

¿Crees que niños bien acomodados y que lo han tenido todo podrían haber reaccionado de otra manera? ¿Qué regalo crees que habrían elegido ellos? O bien, quizá no esto no tenga nada que ver, sino más bien el simple hecho de que aman a sus padres, en ese caso los hijos deben recibir una educación en donde se resalten los valores familiares.