¡Comparte en tus redes!

Qué sí y qué no comprar a meses sin intereses en El Buen Fin

La lista de productos y servicios que puedes adquirir a meses sin intereses es casi infinita, lo que más te conviene saber es que antes de hacer tus compras compares lo que terminarás pagando a largo plazo. Puedes encontrar un electrodoméstico con el 25% de descuento en el Buen Fin, pero si pagas con tarjeta de crédito es probable que tu descuento sea menor (20%), pero si al llegar a tu estado de cuenta pagas el mínimo que exige tu banco terminarás de pagar tu deuda en más tiempo, lo que implica que al final el producto te cueste más, por eso es mejor que compres al contado este Buen Fin.

Los gastos fijos siempre crecen debido a la inflación, el costo de tus alimentos aumentará con el tiempo, por lo tanto en el futuro tendrás menos ingresos para pagar tu deuda, por eso conviene que tus compras sean a meses sin intereses. Para evitar que te sobre endeudes te recomendamos que tus pagos no excedan el 30% de tus ingresos.

Cuándo te conviene comprar a meses sin intereses

Ofrecen descuentos de entre 10, 20, 50 y hasta 80% en las tiendas participantes, también promociones y pagos con tarjeta de crédito a 6, 12 o 18 parcialidades. La mejor compra a meses sin intereses es cuando te ofrecen el 30 y hasta el 40% de descuento en un artículo necesario para el hogar o para mejorar tu calidad de vida, como un equipo de cómputo. Aquí una lista de lo que te conviene pagar a meses sin intereses.

1.- Bienes necesarios. Si vasa comprar a meses sin intereses es mejor que sea algo que en verdad necesites, evita las cosas innecesarias, es decir, aquellos objetos cuya  ausencia no te impiden seguir teniendo una buena calidad de vida, en otras palabras lujos.

Qué sí y qué no comprar a meses sin intereses en El Buen Fin

Qué sí y qué no comprar a meses sin intereses en El Buen Fin

2.- ¿Ropa? Sobre todo ropa para los niños, este tipo de prendas se dejan conforme el pequeño va creciendo, imagina si compras una prenda a 24 meses sin intereses y tu hijo adolescente da el estirón, no habrá valido la pena comprar ropa para un muchacho que crece rápido.

3.- Bienes  durables. Los aparatos electrónicos, línea blanca, electrodomésticos, muebles para la recámara o gadgets. Calcula que la vida útil del producto sea mayor al tiempo de pago.

4.- Vacaciones o viajes. No conviene pagar reservaciones, boletos de avión o paquetes de viajes, para cuando termines de pagar tus vacaciones ya te habrás perdido dos periodos vacacionales sin salir de casa. O bien, cuando lleguen tus siguientes vacaciones todavía estarás pagando las anteriores.

5.- Lo que no exceda el 30% de tus ingresos. Tus deudas mensuales totales no deben exceder el 30% de tus ingresos mensuales. Resta de tu salario las compras y compromisos prioritarios del mes, el resto lo puedes gastar.

6.- Lo más barato. Compara los precios que ofrecen distintas tiendas sobre el producto que buscas, asegúrate que el precio de contado sea el mismo que el de las mensualidades. Divide el monto de tu compra entre el número de pagos, deben ajustarse con tu ingreso y presupuesto.

7.- Calidad. Investiga la calidad de tu producto, ¿es algo ya obsoleto?, ¿hay refacciones todavía para tu producto?, etc.

Recuerda que si no pagas a tiempo podrías generar intereses que pueden generar cobros de 3 a 40% sobre el total del saldo del plástico bancario. Antes de hacer una compra pregúntate: ¿Lo necesito?

Aplicaciones que te ayudan a quedar bien parado en el Buen Fin, aquí.

Cómo participar como empresa en El Buen Fin, en este link.

Qué hacer en caso de clonación de tarjetas, aquí.