¡Comparte en tus redes!

No decidir ya es una decisión

Armando_FRANCOSi buscamos la definición de decisión en un diccionario, nos encontraremos con esto: Determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa. Quiero remarcar dos palabras dentro de la definición que llaman especialmente mi atención; y estas son “Determinación y Resolución”. Con lo cual nos daremos cuenta que el tomar decisiones es algo que la mayoría de personas no saben hacer. ¿Cuántas personas conoces que algún día por la mañana dicen hoy dejo de fumar, este es el último cigarro de mi vida y a las cuatro de la tarde las ves fumando? inmediatamente preguntas: ¿No habías decidido que el cigarro de la mañana era el último que fumarías en tu vida? A lo que dicha persona responde de inmediato: “Sí, pero mi decisión cambió a las 3:58 pm. Ahora he decidido volver a fumar”. A la declaración que dicho individuo hizo durante la mañana habría que buscarle otro nombre por que eso no fue una decisión. Una decisión es estar parado en una alberca, en la plataforma de 10m y por mucho terror que sientas, decir: “Decido Lanzarme” e inmediatamente después ya ir cayendo al vacío. Esa es una decisión mientras vas cayendo no existe posibilidad de decir: “Mejor ya no, me retracto”.

Una decisión, es la que vi algún día tomar a mi amado padre, después de ser un alcohólico durante 20 años de su vida, con graves problemas en su manera de beber, perdido en el alcohol, un día frente a toda la familia nos dijo: “Se acabo. Jamás volveré a beber alcohol”. Y por el resto de su vida no volvió a probarlo, ni siquiera el contenido en un chocolate envinado. Eso es una DECISIÓN.

La toma de decisiones consiste, básicamente, en elegir una opción entre las disponibles.

Imagínate que estás perdido en un lugar montañoso y tomas un camino que crees que es el que te lleva de vuelta a casa. Todo va muy bien hasta que de pronto el camino hace una “Y” y se divide en dos, que camino seguirás, el de la izquierda o el de la derecha ¿Difícil decisión, verdad? Ya que desconoces los detalles de lo que enfrentaras por uno u otro camino. Uno podría ser un bello y seguro camino donde no haya apenas desniveles, sin la existencia de animales peligrosos; sin embargo, en la del otro lado nos pueden esperar todo tipo de amenazas y contratiempos. ¿Qué camino tomar? La vida nos fuerza a tomar decisiones como esta, constantemente.

Date cuenta que las decisiones que tomas en tu vida son determinantes. Tu vida hoy, es el resultado de las decisiones tomadas en tu pasado; y el dónde estarás dentro de 10 o 20 años lo determinará las decisiones que tomes de ahora en adelante. ¿Me voy por la derecha o por la izquierda?, ¿Decido establecer una relación amorosa con esta persona, o decido alejarme de ella?, ¿Invierto en este negocio o no lo hago?, ¿Respondo los insultos que me están lanzado o los ignoro?, ¿Lo que está sucediendo en mi vida lo veré de manera negativa, o positiva?, etc. Decisiones tras decisiones, así es la vida.

Es normal el que tomar decisiones dé miedo, ya que como la vida es un misterio, nunca podremos tener la absoluta seguridad de que la decisión que tomamos es la correcta, pero ahí radica la belleza de la vida, en la inseguridad, en el misterio. Si tuvieras siempre seguro el éxito en tu toma de decisiones, la vida se tornaría totalmente predecible y aburrida. Y es precisamente por este miedo, por esta inseguridad el que muchas personas se paralizan sin tomar nunca una decisión, pero estos individuos no se dan cuenta que el no decidir es ya una decisión, una estúpida y pésima decisión, pero decisión al fin en la que en la gran mayoría de los casos el resultado será el menos agradable para ellos. Estos individuos atrás de no decidir tienen una obscura ganancia oculta, ya que siempre encontrarán a quien echarle la culpa de su mediocre y absurda vida; así que la culpa de todos sus problemas siempre la tendrá el padre o la madre, el maestro, el jefe, el vecino, su pareja, el gobierno etc. ¿Que absurdo, verdad? La única manera de poder algún día vivir una vida plena y feliz es tomando el control de tu vida, haciéndote cargo de tus propias decisiones.

Alguien dijo unas palabras muy sabias que hoy deseo compartir contigo:

“La vida es un juego maravilloso, en el que algunos juegan siempre a ganar, otros juegan siempre para perder, otros se niegan a jugar y por ultimo están los que juegan para divertirse. Los que se niegan a jugar son esos cobardes que nunca quieren tomar decisiones, que estas se las dejan siempre a otros o al tiempo o al destino. Individuos que se pasan la vida vegetando y siendo siempre víctimas de los demás o de la vida.

Yo te invito a partir de hoy a ser de los valientes, de los que están realmente vivos de los que juegan para divertirse. Con tus decisiones, a veces ganarás, a veces perderás, pero si mantienes la actitud correcta, siempre podrás divertirte.

“LA VIDA ES UN JUEGO, JUÉGALO.

Por:

Armando Franco

Armando Franco