¡Comparte en tus redes!

No esperar sentirnos suficientes para actuar

Alessia Di Bari¿Alguna vez te has dado cuenta que no te sientes tan valioso(a) como te gustaría? Sí, es decir, notas que ni de cerca ves lo que los demás ven en ti. ¿Te ha pasado?

A mí sí, sobretodo últimamente. Alcanzo a ver que mis amigos, el galán, mi familia, mis pacientes, la gente que me sigue en redes sociales ven cualidades en mi que yo, por más que quiera, no veo y eso me frustra.

Si me sirve de consuelo, de menos ya veo que no veo…

Estoy segura que a más de uno(a) de ustedes también les ha pasado, es normal; lo veo a diario con mis pacientes. Si tan sólo nos pudiéramos ver con los ojos de los demás.

Sé que no es posible como tal, pero lo que sí podemos hacer es tomarlos prestados. Sí, escuchar y tomar la visión que tiene la gente que nos quiere de nosotros mismos, eso sí se puede y funciona.

Para hacer esto, necesitamos dos cosas. Una, vivir el dolor de no sentirnos suficientes, de ver que nos sentimos “devaluados”, que tal vez no nos sentimos valiosos, etc. Dos, actuar “como si” ya lo fuéramos.

Normalmente, lo que hacemos es esperar a “sentirnos suficientes” para actuar desde ese lugar… cosa que, no sucede. La propuesta de hoy, es la contraria, primero actúa como si ya valieras la pena –con todo y la sensación de que no lo eres- y poco a poco, la sensación de valía empezará a surgir.

¿Qué tiene que ver todo esto con la sexualidad? ¡Muy sencillo! Muchos(as) de nosotros(as), de pronto, estamos en relaciones desde un lugar de “no merezco”, “no valgo la pena” o simplemente –y menos trágico- estamos con alguien que nos encanta, pero como nos vemos quiénes somos y lo importante que también nosotros somos para esa persona, nos da miedo y no nos atrevemos a pedir qué queremos, ni a decir qué no nos gusta en la cama ó si queremos probar una fantasía nueva.

Esta semana, te invito a que des permiso de “fingir” que vales la pena, de actuar desde ese lugar. No se trata de exigir lo que quieres y/o necesitas en la cama, se trata de pedirlo desde un lugar de… “valgo la pena”. Anímate a probar este lugar y déjame saber qué tal te va; yo también hare el ejercicio #PinkyPromise

Alessia Di Bari