¡Comparte en tus redes!

No está mal ser el sensible de la relación

Ya que los verdaderos hombres no lloraran ni hablan de sus sentimientos, ¿cómo se supone lograrán tener relaciones sanas? Y no hablamos sólo en plan de pareja, sino en lo familiar y con amigos.

De hecho, si lo piensas, debe ser bastante desgastante vivir todo el tiempo callando lo que sientes y fingiendo que nada te altera. Francamente, es como estar encerrado en una habitación que poco a poco se va encogiendo. Tarde o temprano morirás “asfixiado” por tus propias emociones (eso o reventarás con un colapso nervioso).

Por no mencionar que existen algunas enfermedades relacionas con esa incapacidad de ser sensible. ¿Cuáles? Las más frecuentes: Dolores de estómago, úlceras, infartos, hipertensión y síndrome del colon irritable. ¿Y ya hablamos de la ansiedad, depresión y estrés?

Así que, si no quieres volverte loco o acabar solo, debes olvidarte de esa idea absurda de que los perdedores son los únicos que declaran abiertamente su amor o cariño. Si quieres a alguien, díselo. Si algo te molesta, exprésalo.

¡Olvídate de que sólo los perdedores hablan de sus sentimientos!

¡Olvídate de que sólo los perdedores hablan de sus sentimientos!

Eso sí, no se trata de ir por la vida mentando madres y gritándole al mundo entero porque estás enojado; sino de encontrar la mejor manera de comunicar y canalizar tus emociones.

Aquí te dejamos algunas preguntas que te ayudarán a lograrlo:

  • ¿Qué es exactamente lo que estoy sintiendo?
  • ¿Qué me está diciendo acerca de la situación en que me encuentro?
  • ¿Por qué ha aparecido esta emoción justo ahora?
  • ¿Es esta emoción demasiado intensa o exagerada?
  • ¿Qué puedo hacer para manejar esta emoción correctamente? ¿Qué estrategia es la más adecuada en este momento?

En la medida en la que te familiarices con tus sentimientos, serás más consciente de las necesidades y emociones de los demás; por lo que, seguramente, te evitarás un montón de problemas absurdos.

Nunca es tarde para trabajar en tu inteligencia emocional

Nunca es tarde para trabajar en tu inteligencia emocional

Aunque la infancia es la etapa ideal para aprender a identificar y comunicar los sentimientos, nunca es tarde para aprender sobre inteligencia emocional.

Olvídate de los miedos y prejuicios y date la oportunidad de ser un verdadero hombre. De los que no temen decir: te amo o te extraño.

 

Notas relacionadas:

Haz click aquí y descubre cómo desarrollar la inteligencia emocional de tus hijos.