¡Comparte en tus redes!

¡Ya no gastes! Prepara tu propia pasta dental

Ahora que la ciencia ha descubierto que varios de los compuestos que, durante años se emplearon en la fabricación de productos de higiene personal, son nocivos para la salud, no está de más entrarle a la onda ecológica (y hasta hípster) y preparar tus propios artículos, ¿no?

En esta ocasión, nos enfocaremos en la pasta dental. ¿Por qué? Porque la mayoría de los productos que existen en el mercado contienen flúor, sustancia que en teoría ayuda a combatir la caries; sin embargo, una investigación de la Universidad de Harvard concluyó que esta químico estimula el crecimiento de tumores y disminuye el coeficiente intelectual.

Por supuesto, la industria farmacéutica lo niega, pero entre que son peras y son manzanas, mejor evitamos estar en contacto con el flúor, ¿no?

Para que esto no afecte tu salud bucal, aquí te dejamos unas recetas sencillas para que prepares tu propia pasta dental:

 

¡Ya no gastes! Prepara tu propia pasta dental

¡Ya no gastes! Prepara tu propia pasta dental

 

RECETA 1

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal
  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 7 cucharadas de agua oxigenada
  • Hierbas aromáticas (puedes elegir menta, lavanda, hierbabuena, salvia, etcétera). Únicamente trabajarás con las hojas, así que puedes separarlas y picarlas finamente.

Procedimiento

En un recipiente, mezcla la sal, el bicarbonato y el agua oxigenada. Asegúrate de que los ingredientes queden bien integrados y de que la mezcla tenga una consistencia pastosa. Agrega las hierbas, revuelve y listo.

Mezcla los 3 primeros componentes en un bol y revuelve bien hasta que el preparado adquiera aspecto y consistencia pastosa. Luego agrega las hierbas, las cuales le otorgarán a tu pasta dental casera un aroma y sabor riquísimos.

RECETA 2

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • ½ sobre der Estevia en polvo
  • 20 gotas de esencia de menta (comestible)
  • Canela o hierbabuena picada

Procedimiento

Coloca los ingredientes (salvo la esencia de menta) en un recipiente y mézclalos perfectamente. Las gotas de esencia deberás agregarlas poco a poco, y de acuerdo a tu gusto.

Una vez que los elementos estén bien integrados, podrás emplear la pasta. La ventaja de esta preparación es que el aceite de coco la hace un poderoso y efectivo antibacterial.

 

Notas relacionadas:

¿Conoces los beneficios del aceite de coco? Aquí te los decimos.

Evita las caries desde sus primeros meses de vida. Aquí te decimos cómo hacerlo.

¿Sabes cuándo debes cambiar tu cepillo de dientes? En este enlace te decimos.